Rusia amenaza con emplazamiento de armas en Cuba y Venezuela

“Ucrania también continuará trabajando activamente con socios para implementar un paquete integral para disuadir a Rusia de una nueva ola de guerra en Europa, que ya ha comenzado”

Rusia no descarta un despliegue militar en Cuba y Venezuela si las conversaciones con Occidente sobre la seguridad europea y Ucrania fracasan, al tiempo que advirtió que las últimas conversaciones con la OTAN estaban llegando a un callejón sin salida.

Enlaces Patrocinados

Sergei Ryabkov, quien encabezó la delegación de Rusia en una reunión con Estados Unidos el lunes, dijo a la televisión rusa que no podía confirmar ni descartar el envío de activos militares a Cuba y Venezuela si fracasan las conversaciones.

Consultado sobre estos pasos, dijo que “todo depende de las acciones de nuestros homólogos estadounidenses”, en un claro desafío a la administración Biden.

Enlaces Patrocinados

Por otra parte, otro alto diplomático ruso amenazó con «medidas necesarias» no especificadas si no se cumplían las demandas de seguridad de Moscú.

Por su parte, el representante de Estados Unidos en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Carpenter, dejó en claro que no se habían logrado avances en la desactivación de tensiones en la reunión del jueves.

“El tamborileo de la guerra suena fuerte y la retórica se ha vuelto bastante estridente”, señaló Carpenter a los periodistas después.

Enlaces Patrocinados

Dmytro Kuleba , ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, aseguró que las conversaciones de la OSCE habían consolidado el apoyo internacional a Ucrania frente a lo que llamó “ultimátums ilegales y presión militar de Rusia”.

Explicó, además, que, los aliados occidentales del país compartían la posición de Ucrania de que debería ser libre de elegir a qué alianzas de seguridad se unía, incluida la OTAN.

“Ucrania también continuará trabajando activamente con socios para implementar un paquete integral para disuadir a Rusia de una nueva ola de guerra en Europa, que ya ha comenzado”, señaló, en un comentario publicado en el sitio web de su ministerio.

Enlaces Patrocinados

Una andanada de declaraciones sombrías de altos funcionarios rusos surgió cuando el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, advirtió que Europa enfrentaba su mayor riesgo de guerra en 30 años.

Te puede interesar: Cuba muy mal parada en el informe de HRW, con una degradación de la democracia

Rau se dirigía a las 57 naciones de la OSCE, una organización que incluye a Rusia, Ucrania, Estados Unidos y naciones europeas. Esta es la tercera vez esta semana que Rusia discutía la seguridad con los países occidentales.

El ministro polaco, que asumió la presidencia de la OSCE, dijo a los periodistas que «no puede decir que un avance es inminente» en las discusiones sobre la seguridad europea, y se comprometió a iniciar un diálogo.

“Algunos de los estados participantes creen que es suficiente hacer una declaración y no participar en el debate”, señaló, sin nombrar a los países.

Según dijo Rau a los delegados, “Parece que el riesgo de guerra en el área de la OSCE es ahora mayor que nunca en los últimos 30 años”. “Durante varias semanas nos hemos enfrentado a la perspectiva de una gran escalada militar en Europa del Este”.

Enlaces Patrocinados

Por su parte, Rusia movilizó 100.000 soldados y colocó equipos militares a lo largo de su frontera con Ucrania, al tiempo que emitió una serie de demandas de seguridad que la OTAN ha dicho que son imposibles de cumplir, como retirar las tropas de los miembros orientales de la alianza y bloquear cualquier solicitud de membresía de Kiev.

Ryabkov dijo que las discusiones estaban llegando a un callejón sin salida. “No veo ninguna razón para volver a sentarme en los próximos días, para reunirnos nuevamente y comenzar estas mismas discusiones”, dijo, según la agencia de noticias Interfax.

“Proponemos ir paso a paso por el texto, trabajarlo para llevarlo a una etapa en la que estaría listo para firmar. Esto es imposible hoy, porque en los elementos clave de estos textos, Estados Unidos y sus aliados dicen categóricamente ‘no’”.

Enlaces Patrocinados

Por su parte, Carpenter reafirmó la disposición de EE UU a continuar con el diálogo, pero agregó que “no vamos a renegociar los principios básicos”, enumerando los Acuerdos de Helsinki de 1975, la Carta de la ONU y la Carta de París de 1990.

Los que afirman el derecho de los estados soberanos a tomar sus propias decisiones sobre su seguridad, libre de la amenaza de la fuerza, y garantizada la inviolabilidad de las fronteras.

Enlaces Patrocinados

“Esos son sacrosantos. Esos son nuestros cimientos”, dijo Carpenter. Explicó además, que no sabía si había planes para poner por escrito la posición de Estados Unidos, como exigían los rusos.

“Estamos felices de hablar sobre los mecanismos de resolución de conflictos, felices de hablar sobre la moderación recíproca y la reducción de riesgos y el fomento de la confianza, la transparencia militar, todas esas cosas están sobre la mesa”, dijo Carpenter.

Sin embargo, los funcionarios rusos se centraron en los acuerdos que Moscú redactó en diciembre y exigieron una respuesta. La misión del país ante la OSCE amenazó que Moscú tomaría las «medidas necesarias» si Occidente no respondía a las demandas rusas.

“Si no escuchamos una respuesta constructiva a nuestras propuestas dentro de un plazo razonable y continúa el comportamiento agresivo hacia Rusia, tendremos que tomar las medidas necesarias para garantizar el equilibrio estratégico”, dijo la misión de Rusia a la OSCE a través de Twitter.

Además de, “eliminar las amenazas inaceptables a nuestra seguridad nacional”, agregó en la nota citando a su embajador ante la OSCE, Alexander Lukashevich.

La misión rusa de la OSCE también advirtió que “puede surgir una crisis en el continente con consecuencias impredecibles para la seguridad europea”.

En Kiev, Pavlo Klimkin, predecesor de Kuleba como ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, dijo que las conversaciones de esta semana con el Kremlin en Ginebra, Bruselas y Viena habían «aliviado las tensiones».

Sin embargo, señaló que el riesgo de una provocación militar o de “otra provocación” por parte de Moscú sigue siendo extremadamente alto, “especialmente a fines del invierno o principios de la primavera”.

“A medida que continúan las conversaciones, la amenaza de una escalada inmediata, al menos el grado de tensión, ha disminuido. Esto no quiere decir que el peligro se haya vuelto mucho menor. Ha disminuido, pero persiste”, dijo Klimkin a la agencia de noticias Interfax-Ucrania.

Klimkin predijo que era más probable que Vladimir Putin atacara Ucrania usando «métodos híbridos» que organizando una invasión militar en toda regla.

“Blitzkrieg contra Ucrania es imposible. Entienden que más de la tercera parte de nuestro pueblo está dispuesto a portar armas, y cuando haya peligro para el país, estoy seguro de que habrá más”.

Aseguró que Putin quería hacer retroceder el reloj y hacer de Europa central y oriental una zona de influencia y dominación rusa nuevamente, como lo fue en la época soviética.

“Esto es, por definición, pura locura… El verdadero objetivo de Rusia es la destrucción del estado ucraniano. Nuestra misma existencia obstaculiza el modelo de gobierno vertical de Putin”, dijo Klimkin.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que podría haber una ruptura total en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia si se adoptan las sanciones propuestas contra el presidente ruso, Vladimir Putin, y otros importantes líderes civiles y militares.

Los demócratas del Senado también propusieron apuntar a las principales instituciones financieras rusas si Moscú envía tropas a Ucrania.

La UE también está elaborando posibles sanciones, aunque se ha negado a revelar detalles.

El mes pasado, Ryabkov comparó las tensiones actuales sobre Ucrania con la crisis de los misiles cubanos de 1962, cuando la Unión Soviética desplegó misiles en Cuba y Estados Unidos impuso un bloqueo naval a la isla.

Esa crisis terminó después de que John F. Kennedy y Nikita Khrushchev acordaron que Moscú retiraría sus misiles a cambio de la promesa de Washington de no invadir Cuba y la retirada de los misiles estadounidenses de Turquía.

Por su parte, altos funcionarios rusos se reunieron con sus homólogos estadounidenses el lunes y con la OTAN el miércoles, pero las conversaciones no han dado resultados.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el miércoles que la alianza militar estaba lista para sostener conversaciones con Moscú sobre el control de armas y la transparencia de los ejercicios militares.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia pareció rechazar esta oferta. Ryabkov dijo que hubo matices en las discusiones, pero sobre el tema principal para Rusia, la no expansión de la OTAN, las conversaciones fueron «impenetrables, al menos, por ahora».

“Esto es preocupante porque no hemos ocultado que todo lo demás depende de que se avance en este tema”, agregó.

Con información de The Guardian.

 


Si tienes algo que reportar escríbenos a: info@conocercuba.net

o también por Telegram: +507 61684551

Síguenos en nuestro grupo de Telegram, Clic Aquí


Nota: Por favor comparte esta información a través de tus redes sociales y lleguemos a más personas, rompamos el cerco de censura de los medios tradicionalistas.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: