Atención mujeres de acuerdo con el sitio de seguridad informática Open Data Security. El doxing es una forma de acoso virtual y está relacionado con todo lo que compartimos y publicamos un contenido íntimo o muy personal

Enlaces Patrocinados

El anonimato y privacidad que las redes sociales prometen podría ser solo un espejismo, pues esta idea de seguridad se tornaría peligrosa al interactuar con personas que practican el doxeo.  Incluso, podrían llegar a ser organizaciones delictivas.

Este tipo de acoso se basaría fundamentalmente en la recolección de información que vamos dejando en Internet. Para luego compartirla sin nuestro consentimiento y comenzar una rueda extorsiva que podría terminar muy mal.

Enlaces Patrocinados

Mujeres, las víctimas más frecuentes

De acuerdo con recientes investigaciones de Amnistía Internacional, uno de los focos más frecuentes de doxing se encuentra en las apps de citas, y las principales afectadas serían las mujeres. En la mayoría de los casos, estos cazadores se esconderían detrás de perfiles aparentemente interesados sexualmente en sus víctimas. Utilizan la información intercambiada para extorsionarlas.

El modus operandi en estos casos consiste en robar, filtrar y publicar fotos íntimas sin el consentimiento de la víctima. Utilizan datos de sus redes sociales para difamarlas en sus empleos y con sus familias. Y no solo sucede con famosos, ni por razones políticas, sino que también ocurre con personas comunes corrientes, y con la simple motivación de hacer daño.

Un tipo de acoso muy peligroso

El doxing consiste en amenazar a una persona mediante la revelación de datos personales. El acosador puede revelar desde el teléfono hasta el lugar de residencia, con lo cual la persona pasa a sentirse amenazada,

Enlaces Patrocinados

Para los expertos, este acoso virtual es sumamente peligroso, pues si bien sucede en el ámbito digital, mediante la difusión de los datos personales de la víctima como parte de la extorsión, las acciones pueden llegar a la vida real y perjudicarla profundamente.

¿Cómo evitarlo?

La mejor manera de prevenir el doxing es teniendo conocimiento de qué datos personales aparecen en Internet y, en la medida de lo posible, evitar brindar demasiada información en redes sociales y en páginas web que los soliciten.

Si bien es sabido que eliminar datos de la red es prácticamente imposible, y los contenidos pueden permanecer décadas en línea antes de que alguien los elimine, podría intentarse tener la menor presencia posible, evitando dar datos reales o utilizando información falsa.

Enlaces Patrocinados

 

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: