Pingüino que recorre 8000 km para ver a su amigo es una historia encantadora. Los animales son más leales y agradecidos que los seres humanos de eso no quedan la menor duda. Joao Pereira de Souza encontró un pingüino de Magallanes que estaba todo cubierto de petróleo. Frente a la costa de Rio de Janeiro y le salvo la vida cosa que el animal no ha olvidado. Esto sucedió en el año 2011 cuando el pingüino a quien ha llamado Dindim, había quedado varado en la playa.  Es procedente de la costa de la Patagonia.  Joao rescato el animal duro una semana dándole una buena alimentación y limpiándola todos los días para que este se recuperara rápido.

Enlaces Patrocinados

Según cuenta el pescador que en esos días comenzó a surgir una bonita amistad entre ellos, aunque él tenía claro que estaba ayudando al pingüino para regresarlo al mar sano y salvo, lo que el pescador no se imaginaba era que su gesto en el ave crearía un vínculo paternal y sin embargo Joao no se esperaba la gran sorpresa.

Cuando ya el pescador vio que el pingüino estaba en óptimas condiciones para emprender su retorno lo llevo al mar para que volviera a su hogar, luego de varios meses Joao de 71 años recibió una grata sorpresa Dindim había venido a visitarlo lo más increíble es que el pingüino recorre 8000 kilometros de distancia para saludar a su amigo humano. Cuando Pereira vio por primera vez que el pingüino había venido a visitarlo no lo podía creer esta ave llega todos los años por el mes de junio y se marcha en febrero con la llegada del calor, Joao explica que cada año que pasa el pingüino se vuelve más cariñoso y su alegría es mayor.

Los pingüinos son conocidos por su lealtad y fidelidad con sus compañeros de vida, quedándose con la pareja que han elegido hasta que mueren. Lo de Dindim con Joao es algo fuera de lo común entre seres de tan distinta especie. Es probable que el pingüino piense que Joao es parte de su familia.

Enlaces Patrocinados

Esta es una de esas historias que bien parecen salidas de un cuento de hadas. El punto de que parecen increíble que pueda ocurrir en la realidad. Hay animales que no puedes tener en casa porque están protegidos o porque son peligrosos, pero a este brasileño y pescador llamado Joao Pereira no le importó recoger a un pingüino con problemas que encontró en el mar.

Surge una bella amistad

Parece que el pingüino tomó cariño a Joao hasta el punto de que no quería volver al mar. la Naturaleza siguió su curso. Después de 11 meses, finalmente el pingüino se adentró en el mar para desaparecer. Lo más sorprendente es lo que ocurrió después.

Joao nos cuenta

Estuvo conmigo durante 11 meses y entonces desapareció. Pero vuelve cada año recorriendo 8000 km para conseguirlo. Todo el mundo me dijo que no volvería, pero lo lleva haciendo durante los últimos cuatro años”.

Enlaces Patrocinados

“Me encanta el pingüino, es como mi propio niño y creo que el pingüino me quiere. Cuando me ve agita el rabo como un perro y grazna”

El pingüino lo protege no deja que otras personas lo toquen, si lo intentan les da un picotazo. Nada que una vez mas nos enseñan los animales lo que es el verdadero amor.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: