Muchas son las cosas absurdas que se ven a diario por internet, pero pagar 40 000 euros por dos melones puso la marca en lo más alto.

Más de 40.000 euros es lo que se ha pagado este año por dos melones. Una cifra que equivale a un coche de gama alta y que recibirá un agricultor por haber llegado a la excelencia en su campo.

Enlaces Patrocinados

 

En estos últimos días de mayo se producen las subastas de productos agrícolas en Japón. Cada inicio de temporada los agricultores ofrecen a restaurantes, tiendas y particulares sus mejores productos. Se produce una subasta que puede llegar a ser llamativa y se ha convertido en viral en las redes sociales. Facebook se rinde hasta la sorprendente cifra a la que han llegado dos melones de la variedad Yubari, una especie similar al cantalupo. Nada menos que 40.800 euros por las dos mejores frutas de esta variedad.

Facebook asiste a la subasta de dos melones

 


La tradición japonesa exige que cada uno de los productos que se crea sea cuidado a la perfección. Estas piezas han madurado al sol siguiendo los pasos necesarios para convertirse en los mejores ejemplares de melón que existen. Dos melones que han destacado entre los 1.000 que han sido llevados a la subasta del mercado central de Sapporo, una de las más importantes del país.

Enlaces Patrocinados

 

Para occidente el hecho de que, por dos melones, solo por el hecho de ser los primeros y mejores de la temporada, tengan un precio tan elevado nos puede llegar a sorprender. Para un país que cuida cada detalle y que tiene en la comida uno de los pilares de su buena salud, es solo un paso más en su filosofía. Estos melones son los mejores de su cosecha por su forma, olor y textura, serán degustados de la forma que se merecen por la persona o personas que han pagado una cantidad tan elevada.

Las subastas de este tipo de ingredientes, al igual que las del pescado o de la carne, permiten valorar más la tarea de cada uno de los especialistas en este campo. Un agricultor recibirá una buena cantidad de dinero por haber hecho de su trabajo todo un arte, ser el mejor en cuanto a sembrar y cuidar unos melones que valen más que un coche.

¿Qué te ha parecido el articulo? Por favor déjanos tus comentarios a continuación y no te olvides compartir en tus redes sociales.

También te puede interesar leer:

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: