Ofrecen acuerdo conciliatorio a manifestantes de Obispo, para pagar una multa y salir del país

Los agentes amenazaron a los manifestantes que, “de no aceptar la sanción el asunto continuaría hasta el tribunal y ahí tendríamos que cumplir lo que dictara el juez. «Lo tomas o directo a prisión y te jodes».

Varios manifestantes que participaron de las protestas del 30 de abril del 2021 fueron citados este 17 de enero del 2022 a una reunión con la seguridad de estado de la dictadura cubana para llegar a un “acuerdo conciliatorio” y de esta forma ponerle fin al proceso judicial en su contra.

Enlaces Patrocinados

En una entrevista publicada por el medio noticioso Radio y Televisión Martí, el activista Inti Soto Romero uno de los manifestantes de Obispo, explicó que fueron presionados este lunes por agentes de la Seguridad del Estado.

La reunión tuvo lugar en la sede de la Seguridad del Estado de Villa Marista, donde se les presionó para aceptar pagar una multa a cambio de evitar pasar 1 a 3 años en la cárcel.

Enlaces Patrocinados

“Bajo esas circunstancias…dijimos: bueno, está bien, pero que se sepa que somos inocentes”, señaló el activista.

 

 

Por su parte, la periodista independiente Mary Karla Ares publicó detalles sobre lo discutido en Villa Marista en su cuenta de Facebook.

“Hoy 17 de enero de 2022, después de 8 meses y 17 días de la manifestación pacífica del 30 de abril, los muchachos de Obispo fuimos citados al centro principal de operaciones del Ministerio del Interior y Seguridad del Estado cubano Villa Marista”, escribió Mary Karla.

Enlaces Patrocinados

 

 

Según la periodista, la notificación para la cita con la presencia de su defensa se hizo a través de sus abogados, la cual tenía como objetivo un supuesto «acuerdo conciliatorio» y así ponerle fin al proceso penal.

El supuesto acuerdo se trata de la aplicación de una multa administrativa, según la nueva Ley de Procedimiento Penal, explico Mary Karla.

“Al llegar”, explicó Ares, “nuestros abogados nos comunicaron la petición de la Fiscalía, con la imposición de una multa de 7000 pesos a la cual todos nos negamos”.

Enlaces Patrocinados

La otra alternativa, prosiguió, “Cumplir prisión por los supuestos cargos fabricados de Resistencia y Desórdenes Públicos” lo cual es injusto agregó.

Te puede interesar leer: Cuba el país menos democrático de Latinoamérica según estudio de la CEIUC

Por otra parte, dijo Ares, “pagar una cifra de dinero tan elevada es doblemente ilegal”.

Los agentes de la seguridad política amenazaron a los manifestantes que, “de no aceptar la sanción el asunto continuaría hasta el tribunal y ahí tendríamos que cumplir lo que dictara el juez. «Lo tomas o directo a prisión y te jodes».

Sin embargo, los manifestantes finalmente aceptaron pagar la multa, “A pesar de no tener incorporación laboral y conocer cuantos se nos dificulta conseguir algún trabajo, por pensar diferente y ejercer nuestro derecho legítimo a la manifestación recogido en el artículo 56 de la Constitución”, señaló.

Sin embargo, los activistas pidieron que la multa fuera de una menor cuantía.

Enlaces Patrocinados

De acuerdo con Ares, el instructor que los atendió que nunca se identificó, les dijo que recibiríamos una nueva citación en la que nos darían respuesta final sobre el valor de la multa.

Acto seguido les hizo la invitación para que se fueran del país, ya que una vez que pagaran la multa impuesta, se les levantaría automáticamente la restricción migratoria.

Los manifestantes, al salir mostraron su descontento con el sistema judicial cubano, que responde únicamente a los intereses del gobierno, al no existir separación de poderes en nuestro país.

Enlaces Patrocinados

“Los invitamos a expresarse libremente mostrando el logotipo que lucía con orgullo Thais FreedomForever en su camiseta”, escribió la activista.

Según Ares, fuera de las instalaciones había un fuerte operativo policial que estaban al pendiente a cada uno de sus pasos.

Enlaces Patrocinados

“Más de tres agentes de la Seguridad del Estado nos observaban detenidamente, además de una patrulla parqueada en la misma esquina”, dijo.

Sin embargo, a su salida, los manifestantes, publicaron un pequeño video, donde se encuentran todos unidos y piden la libertad por los presos políticos y la libertad de Cuba.

“NADA NOS IMPIDIÓ EN LAS AFUERAS DE VILLA MARISTA, DONDE FUIMOS CITADOS HOY, LOS PATRIOTAS DE OBISPO, PEDIR LIBERTAD POR TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS”, escribió Thais Mailen Franco en su cuenta de Facebook.

 

 

El régimen cubano frecuentemente utiliza la insinuación a que los manifestantes y opositores abandonen el país, de esta forma se liberan de las voces disidentes en la isla, lo que les permite presionar y coaccionar aquellos que no actúan por miedo.

Entre los manifestantes de la calle Obispo el 30 de abril del año pasado se encuentran Mary Karla Ares, Inti Soto Romero, Thais Mailén Franco Benítez, Yuisan Cancio Vera, su madre Nancy Vera Hernández, Ángel Cuza Alfonso y Esteban Rodríguez.

Los activistas fueron arrestados por pedir llegar hasta la vivienda del artista, quien se encuentra encarcelado, Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encontraba en esos momentos en huelga de hambre y sed.

Mas tarde, fueron puestos en libertad en diferentes etapas. Esteban Rodríguez, quien fue obligado a exiliarse recientemente, Inti Soto Romero y Ángel Cuza Alfonso salieron de la cárcel a inicios de enero.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: