La navidad era prohibida en Cuba y considerada como diversionismo ideológico.

El sistema comunista de Cuba siempre ha mantenido su poder sobre la población a través de la manipulación y el engaño y una muestra es la publicación del periódico Granma donde muestra a Fidel compartiendo la navidad con un grupo de carboneros.

Enlaces Patrocinados

Fidel Castro que desde sus inicios fue un demagogo que según conviniera así actuaba, desde su vida de estudiante donde unas veces se declaraba comunista y en otras conformaba grupos que no lo eran, de esta forma salto siempre de un bando a otro lo cual lo convirtió en el mago de la manipulación.

Es importante transmitir a nuestros hijos y a la juventud en general la verdadera historia de Cuba y no permitir el adoctrinamiento que por 60 años fuimos víctima para endiosar a un sistema egocéntrico y dictatorial.

Enlaces Patrocinados

También te puede interesar leer: Otra Navidad sin soluciones en Cuba [Reflexión]

La verdadera historia de las navidades.

La navidad en Cuba siempre fue un tema tabú y prohibitivo, de hecho, se catalogaba como diversionismo ideológico, por tal razón en base al miedo de no estar por la línea no se celebraban las fiestas navideñas en las casas.

 

Siempre recuerdo las charlas de mi madre y de mi padre, dos personas que vienen de familias extremadamente pobres, de casa de tabla de palmas y techo de guano, cuando recordaban tiempos antes de Fidel que en las fiestas de navidad siempre había una mesa llena de frutas.

Enlaces Patrocinados

Las manzanas, las peras, las uvas eran en sus charlas como una añoranza de algo que no se volvería a ver jamás.

También hablaban de la contra, que era cuando ibas a la tienda del chinito y te sobraban 3 o 4 centavos y le pedias al chino que te diera la contra, que lo mismo podía ser un cartucho lleno de caramelos o te rellenaba el paquete de café más allá del peso o unos huevos extras.

 

La falsa humildad de Fidel Castro.

Siguiendo en este orden de ideas y muy contrario a lo que quiere hacer ver Granma, Fidel nunca fue humilde, hijo de una persona rica que hizo y deshizo a su antojo.

Enlaces Patrocinados

Su fortuna como lo muestra Forbes está dentro de las más grandes del mundo, con islas particulares como Cayo Piedra en la costa sur de Cuba, con acuarios privados, pistas de aterrizaje para avionetas, y atracaderos de yates.

Cayo Piedra la isla privada de Fidel Castro

Fidel se daba los gustos que jamás ningún cubano podría darse, como la pesca submarina de langostas, por la cual muchos cubanos eran multados y condenados a cumplir penas de privación de libertad.

Cotos de casa, donde cazaba venados y hasta vacas una carne por la cual muchos cubanos fueron condenados a 5 y 10 años de cárcel.

Utilizaba dos relojes Rolex de más de 50 mil dólares en la misma muñeca, algo que solo una persona desquiciada puede hacer.

Una de las primeras locuras que Fidel quiso hacer fue la de drenar la Ciénaga de Zapata, ya que en su mente retorcida no importaba que fuera uno de los refugios de vida silvestre más grande de la isla, donde conviven especies como el manjuarí y el manatí considerados fósiles vivientes.

El objetivo de drenar la Ciénaga de Zapata era convertirla en tierras para el cultivo y la ganadería, como si cuba no tuviera terrenos para dicha actividad.

Enlaces Patrocinados

 

Creo que habría que escribir muchos artículos en serie para poder abarcar todas las locuras de una persona que por su gran ego y sus pensamientos retorcidos ha sometido a un país durante 60 años al atraso y el hambre, así como crear el odio y la desconfianza entre su pueblo.

Ahora es conveniente para el sistema totalitario hablar de navidad, cuando tienen una economía hecha pedazos y necesitan recurrir a todas las estrategias posibles así sea dar marcha atrás a tantas medidas arbitrarias y tiránicas.

Si recuerdas alguna de las locuras de Fidel Castro coméntanos para enriquecer el conocimiento de todos.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: