Este miércoles una entrevista realizada al Presidente Sebastián Piñera, la que fue emitida el 15 de diciembre por CNN en español, ha dado de qué hablar mientras se viralizó en las redes sociales.

Al Presidente Piñera se le cuestionó sobre la crisis social en el país por el periodista y escritor Andrés Oppenheimer, donde aseguró que había evidencias concretas de injerencia extranjera durante el estallido.

Enlaces Patrocinados

“La campaña de desinformación, de noticias falsas, de montajes para crear una sensación de un desorden y de una crisis total ha sido gigantesca. En eso ha habido, sin duda, participación de gobiernos e instituciones extranjeras”, manifestó el Presidente.

También te puede interesar leer: Dos cuerpos calcinados en tienda quemada hacen más de un mes en Valparaíso

Enlaces Patrocinados

El mandatario afirmó que además que han recibido “mucha información de gobiernos amigos, que nos entregan esta información” y que también desde los sistemas de Inteligencia nacionales, los que -afirmó- “van a tener que ser modernizados, reformulados, porque no estuvieron a la altura de lo que un país como Chile necesita”

 

Sobre la intervención de “manos extranjeras”, Piñera aseguró que lo han escuchado “de muchos gobiernos de América Latina, de EE.UU., de la propia OEA y, por lo demás, es lo que dicen pública y abiertamente algunos gobiernos del famoso Foro de Sao Paulo”.

Piñera habla sobre la influencia de las redes sociales durante la crisis,  y que “hemos hecho un estudio de millones y millones de comunicaciones a través de redes sociales”, donde “muchas de ellas vienen de fuera de Chile, la inmensa mayoría de ellas son para provocar más desorden, más manifestaciones, más descontrol, más desobediencia civil y para castigar o hacer perjudicar al sistema político chileno, no solamente al gobierno, si este es un ataque contra el sistema político, y ahí participan grupos en nuestro país, como por ejemplo grupos de narcotraficantes, grupos anarquistas, pero también hay una mano extranjera”.

Enlaces Patrocinados

 

Con respecto a noticias falsas, el presidente da el ejemplo de la muerte de José Miguel Uribe en Curicó, caso en el que se entregó un militar, quien fue sindicado como el principal sospechoso del disparo que mató al joven de 25 años, investigación que dio un vuelco y determinó que el proyectil provino del arma de un civil.

“La Fiscalía determinó que no era así. Que eso que había sido profusamente difundido, el que había matado a un chileno no había sido el militar, sino que había sido una banda rival. Como eso hay muchos ejemplos”, dijo el jefe de Estado.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: