mesalina

Valeria Mesalina, nació en el año 25 d.C. y falleció en el año 48 d.C. Su padre fue el Cónsul Marco Valerio Mesala. A pesar de que Mesalina pertenecía a la familia Imperial, su situación económica no era la que debía corresponderle por parentesco.

Enlaces Patrocinados

Cuando Claudio conoció a Mesalina, su belleza y juventud le cautivaron y ella lo aceptó, convirtiéndose en la tercera esposa. Esta unión supuso una mejora en el estatus familiar y una sorpresa. Tras el asesinato de Calígula, fue la propia guardia pretoriana quien nombra a Claudio como nuevo Emperador de Roma, quizás como mofa a la institución.

Mesalina dio a luz dos hijos británicos y Claudia Octavia, quien se convertiría en esposa del Emperador Nerón. Mesalina fue muy importante en las decisiones políticas que tomaba el Emperador. Sin embargo, pasó a la historia más por otros motivos.

Enlaces Patrocinados

Era una mujer muy bella, delgada, alta, de elegantes movimientos y con una sonrisa seductora, todas estas cualidades las aprovechó en su favor manteniendo distintas relaciones con miembros de la nobleza, gladiadores, soldados, actores, escritores, etc, ganándose así la fama de mujer infiel y fogosa.

Aprovechando que su esposo se encontraba en Ostia, decidió casarse con su amante Cayo Silo.  La idea era arrebatar el Imperio a Claudio, organizando un complot que acabara con su vida.  El Emperador como peligraba su vida y posición, dio orden de matar a ambos amantes tanto a Silo como a su mujer. El primero en morir fue Silo, ante esto Mesalina imploró ver al Emperador convencida de que con sus artes revocaría su orden de ejecución, pero no dio tiempo el Liberto Narciso dio orden en nombre del Emperador y Mesalina murió y con ella el resto de conspiradores.

Significado de Mesalina

Mesalina era la forma femenina del nombre Mesala, pero tras la aparición en la historia de la Emperatriz Mesalina, este nombre viene asociado con la lujuria, la crueldad e incluso la avaricia.

Enlaces Patrocinados

No se sabe muy bien si es ficción o realidad, pero el nombre de Mesalina ha sido a lo largo de la historia un símbolo de la lujuria, de la femineidad. Mesalina significaba pasión, sexo desenfrenado, se dice que fue una mujer que vivió por y para el sexo. Sus relatos amorosos los encontramos en diversas fuentes como Suetonio o  Tácito.

Realizaba visitas periódicas al barrio más peligroso de Roma, el de Suburra. En este lugar ejercería como prostituta. Dicen las crónicas que una noche tras haber pasado gran parte de ésta en el Barrio de Suburra, Mesalina llegó a Palacio. Allí un guarda pretoriano la dio el alto, debido a su forma de vestir no reconoció a la Emperatriz. Ésta le preguntó que si sabía quién era, ante la contestación del guardia quien la describió como prostituta, Mesalina asintió.

Le preguntó cuánto dinero llevaba, éste sólo llevaba un par de monedas, monedas que le parecieron suficiente a la Emperatriz y allí en la propia garita, se dejaron llevar por los placeres del sexo. Dicen los relatos, que esas monedas las guardó Mesalina en un cofre de oro, para recordar esa bonita noche.

Enlaces Patrocinados

También te puede interesar: La historia del primer vibrador

 

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: