En el pueblo de Blair una misteriosa anciana llamada Elly Kedward se ganó la animadversión de los vecinos. Se valió  de varios engaños para  llevarse a varios niños del lugar a su casa para extraerles sangre. Supuestamente las usaba  en ceremonias de magia negra. Los menores relataron lo sucedido a sus padres, y les enseñaron las heridas que les había infligido la anciana. Los ciudadanos acusaron inmediatamente a Elly Kedward de brujería.  Terminaron expulsándola del pueblo.

Enlaces Patrocinados

La supuesta bruja fue atada a una carretilla y abandonada a su suerte en medio del profundo bosque de Black Hills.

Los ciudadanos dieron por hecho que  la malévola anciana había muerto de frío o de inanición. En noviembre de 1786, la primera noche que nevó, la hija del magistrado de la ciudad desapareció misteriosamente.

Una semana más tarde, fue el mismo magistrado el que también desapareció.  Al  finalizar el invierno casi la mitad de los niños del pueblo y prácticamente todos los acusadores de la presunta bruja habían desaparecido sin dejar el más mínimo rastro.

Enlaces Patrocinados

los pobladores sospecharon que Elly Kedward era la responsable de las desapariciones y temiendo ser víctimas de la maldición.  Los ciudadanos de Blair huyeron aterrorizados del pueblo en cuanto mejoró el tiempo, jurando no volver a pronunciar jamás el nombre maldito de la bruja.

 Los fundadores de la nueva localidad parecía conocer la historia original de la maldición del pueblo de Blair,

Al año siguiente varios vecinos aseguraron que habían visto asomándose del Tappy East, el río que cruza la localidad, una mano de una mujer extremadamente pálida. El resto de los pobladores, cuando acudieron al torrente a investigar la denuncia, debieron lamentar en el lugar la desaparición de Eilleen Treacle. Una niña de 10 años que se sumergió en el río y jamás volvió a salir de él. Casualmente, después de este incidente, los habitantes del lugar aseguraron que el río había perdido su pureza y potabilidad.

En 1866 la que desapareció en Burkittsville fue una niña de 8 años de edad.  Se enviaron varias partidas de rescate en su búsqueda.  La menor terminó regresando por sus propios medios a su casa. Una de las partidas de rescate no volvió a aparecer.

Enlaces Patrocinados

Los cuerpos no sólo estaban colocados en forma de pentágono y atados entre sí de pies y manos, sino que también estaban completamente destripados.

La maldición de la bruja de Blair en el siglo XX

Entre 1940 y 1941 siete niños desaparecieron en las inmediaciones del pueblo, lo que gatilló una exhaustiva búsqueda de las autoridades para dar con el paradero de los menores.

Rustin Parr, un ermitaño que vivía en una ruinosa cabaña en las afueras del pueblo, fue el primer sospechoso detenido por la policía. La policía, tras examinar la casa de Parr, descubrió los cadáveres de los siete niños desaparecidos enterrados en siete pequeñas tumbas situadas detrás de la vivienda.

Enlaces Patrocinados

Al exhumar los cadáveres, los agentes descubrieron que varios de los cuerpos de los niños estaban destripados y habían formado parte, al parecer, de un ritual diabólico. Se encontró culpable y fue condenado. Antes de morir se justificó a sí mismo asegurando que una voz en su mente -la de una malévola anciana- le había ordenado matar a los niños

leyenda rural americana

En 1994, después que Heather Donahue, Joshua Leonard y Michael Williams -tres estudiantes de la Universidad de Montgomery- decidieran realizar un documental gráfico en Burkittsville sobre Elly Kedward, la famosa bruja de Blair. Los jóvenes, tras interrogar a los habitantes de pueblo, localizaron a Mary Brown. Una anciana demente que afirmaba haber visto a la bruja cerca del riachuelo de Tappy East. Según Brown, la bruja de Blair era un ser femenino y repulsivo que también tenía rasgos animales y grandes cotas de pelo a lo largo de brazos y piernas.

Los estudiantes, tras adentrarse en el bosque de Black Hills con el objetivo de encontrar a la supuesta bruja en la zona de Coffin Rock, no volvieron a ser vistos.

La policía sólo encontró el coche de Joshua Leonard aparcado en la carretera de Black Rock. Semanas después los tres estudiantes serían declarados oficialmente desaparecidos. Al año siguiente, un estudiante de antropología que realizaba una excursión encontró enterrada bajo una vieja cabaña una mochila.  Contenía latas de película, cintas DAT, video-casetes, una cámara de video Hi-8, el cuaderno de notas de Heather Donahue y una cámara CP-16. Después de analizar las pruebas, la policía confirmaría que todos estos artículos pertenecían a los tres estudiantes desaparecidos.

Los hechos anteriormente descritos inspiraron el argumento de la película “El proyecto de la Bruja de Blair».  Cinta de 80 minutos que obtuvo un rotundo éxito en Estados Unidos.

Déjanos tus comentarios.

También te puede interesar: La cueva de ateneas que gotea hacia arriba.

Enlaces Patrocinados

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: