Las lágrimas de cocodrilo derramadas por Evo Morales ante los miles de seguidores para modificar la constitución.

De esta forma el presidente de Bolivia Evo Morales lograba el paso decisivo para cumplir su promesa de «refundar el país» (que gobernaba desde enero de 2006) y solo le faltaba que los bolivianos aprobaran en las urnas el flamante texto constitucional; algo que sucedió pocos meses después.

Enlaces Patrocinados

La carta constitutiva boliviana tropezó con múltiples escollos desde antes de que la empezaran a redactar y la última de sus controversias afectaba de manera directa a Evo: sus posibilidades de buscar ser reelecto.

Luego de varios episodios de violencia, muertes por los enfrentamientos entre oficialistas y opositores e incluso una comisión que redactó los últimos y más discutidos ajustes casi en la clandestinidad, se acordó incluir en la Constitución que solo puede ser posible buscar la reelección presidencial una vez y que el mandato de Morales de ese entonces (2006-2010) contaba como su primer periodo.

Enlaces Patrocinados

Lo que significaba que el presidente de Bolivia podía postular en las elecciones de 2009 y, en caso de vencer, gobernar hasta 2014 y nada más.

De esta forma, el actual mandatario de Bolivia no solo logró seguir en el poder después de 2014, sino que este domingo correrá para un cuarto mandato que lo mantenga en la primera magistratura del país hasta 2025.

 

¿Porque no cuenta su primer mandato?

Pese a que la Constitución boliviana especifica en sus consideraciones finales que el periodo 2006-2009 de Evo Morales contaba como su primer mandato y así lo reconoció el oficialismo al principio.

Enlaces Patrocinados

Ya en medio de su segunda gestión, las autoridades bolivianas comenzaron a señalar que el primer gobierno de Evo no contaba porque se dio bajo otro régimen constitucional.

También argumentaron que el presidente no había llegado a concluir su primer mandato por el cambio de Constitución y que por ello podía volver a postular.

Según el Tribunal Constitucional «Se ha realizado la refundación del Estado como un Estado Plurinacional y esa refundación ha generado una nueva Constitución Política del Estado que contempla un nuevo orden» dejando de esta forma la vía libre a Evo Morales.

Enlaces Patrocinados

La Derrota de Evo donde no ganó.

En 2005 logra ganar con el 54% cuando ninguna encuesta señalaba que vencería con un margen así de elevado. En el 2008: pese a la intensa ofensiva opositora de aquel entonces: el 67% de los votantes decidieron que permaneciera en el poder.

 

Después de un año, su nueva Constitución recibió el 60% del respaldo de los bolivianos y, en 2009, con la Carta Magna ya aprobada, venció con el 64%.

Con esos antecedentes auspiciosos y las anteriores holgadas victorias electorales, el presidente decidió preguntarle al país si le permitiría buscar el cuarto mandato.

Así fue como en febrero de 2016, Evo sufrió su primer revés electoral en más de una década al perder esa consulta por un margen muy estrecho (51%-49%)

Semanas antes del referéndum, Morales volvió a asegurar en varias oportunidades que sí perdía en ese referéndum dejaría el poder al final de su mandato en enero de 2020.

El Tribunal constitucional vuelve a favorecer a Evo Morales.

Al momento de confirmarse la derrota en el referéndum, las autoridades y seguidores de Evo mostraron su descontento, a tal punto que en multitudinarios cabildos (asambleas populares), las organizaciones sindicales y campesinas que apoyan al partido de gobierno propusieron varias fórmulas para que el referéndum de 2016 no tenga efectos.

Enlaces Patrocinados

 

Finalmente, el oficialismo optó por acudir de nuevo al Tribunal Constitucional e interponer un recurso con el argumento de que poner un candado a una nueva reelección de Morales atenta contra sus derechos políticos.

Los magistrados aceptaron el argumento y fallaron a favor de Evo Morales en 2017.

Gracias a esa cuestionada decisión, el presidente de Bolivia ahora puede volver a postularse en elecciones presidenciales las veces que quiera.

Enlaces Patrocinados

20 años en el poder, la tónica de los gobiernos de izquierda que no aceptan derrotas y las imponen por la fuerza.

Como es característico de los dictadores de izquierda Evo Morales es el boliviano que más tiempo ha gobernado en toda la historia del país, incluso superando a los caudillos o militares que llegaron al poder en varias oportunidades en los siglos XIX y XX.

Si este domingo llega a triunfar en primera vuelta, su largo mandato rozará los 20 años y se mantendrá en el poder al menos hasta enero de 2025, el año del bicentenario de Bolivia.

Enlaces Patrocinados

Durante toda su campaña, Evo apeló a los éxitos económicos y sociales de sus gobiernos, y resaltó que es necesaria la continuidad de su liderazgo al frente de su país (Típico de los dictadores).

 

Se mostró mucho más moderado y el principal lema de su campaña fue «Futuro seguro», algo muy lejano al agresivo «Vamos a refundar Bolivia» con el que llegó al Palacio de Gobierno de La Paz por primera vez.

Lo que se mantiene invariable es que, como en anteriores oportunidades, aseguró que este sí será su último mandato y al finalizar volverá a su casa, ¿Quién se lo cree?

Fuente de la información: BBC Mundo

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: