Cuba es el país de los dichos y dicharachos, que han pasado de generación en generación y todos repiten de una forma natural, pero que pocos saben que detrás de cada dicho o expresión cubana existe una historia, historia que con el pasar de los años van quedando en el olvido.

Enlaces Patrocinados

En muchas ocaciones ves un cubano preguntarle a otro ¿Que hora es? y el otro contesta «La hora en que mataron a Lola» esto es más que suficiente para saber que son las 3 de la tarde, donde muchos foráneos «Se quedan en babilonia», otro dicho que investigaremos de donde viene.

 



¿Qué cubano no sabe a qué hora mataron a Lola?

Hoy quiero compartir esta historia con ustedes un femicidio que traspaso el tiempo y hasta nuestras fronteras. Pero bien quien era este místico personaje.

Enlaces Patrocinados

Eran las tres de la tarde cuando mataron a Lola y dicen los que la vieron que agonizante decía “Yo quiero ver a ese hombre que me ha arrancado la vida yo quiero verlo y besarlo para morirme tranquila”. Estas son los versos de la canción LOLA de autoría de Rafael Hernández.

Existen dos versiones de lo acontecido ese fatídico día de febrero del año 1948.

Una de ella cuenta que lola era una prostituta que muere, a manos de su amante apuñalada en el pecho en 1948.  Su nombre era Dolores Oropesa una bella joven habanera quien por necesidad se había convertido en prostituta, Como toda mujer que se dedicaban a la profesión más antigua del mundo tenia varios amantes entre ellos un médico de nombre Edmundo Mas, muy celoso el cual no pudo soportar verla con otro hombre y en un arranque de celos le quita la vida, clavándole un puñal en el pecho.

Enlaces Patrocinados

La segunda versión que existe es la que toma de inspiración el compositor de origen Puertorriqueño Rafael Hernández.  Se cuenta que le músico vivía en un edificio ubicado en la calle campanario cerca de Neptuno. Con apenas 27 años fue contratado para dirigir la orquesta del teatro Campoamor. Cerca estaba el solar donde vivía LOLA , Dolores Oropesa vivía con su esposo Pepe Quiñones un sargento de la policía que más bien se dedicaba a labores de oficina, Dolores se dedicaba a la consultas espirituales con cartas, Pepe Quiñones le gustaba darse los tragos de ron sin llegar nunca a emborracharse, cuentan los vecinos que jamás se escuchó peleas o que este alzara la voz en su casa, pero una tarde cerca ya de las tres se escucharon unos disparos en el solar y vieron a Pepe Quiñones salir corriendo escondiéndose el revolver en el pantalón el único testigo del crimen fue lagartija un joven que por el color de su piel llevaba este apodo, Es entonces cuando Rafael Hernández indagando lo que había acontecido aquella tarde le pregunta a lagartija lo sucedido y este le cuenta que Dolores ya moribunda recostada a su altar y con la cara salpicada de sangre, le pidió que fuera en busca de su marido Quiñones que quería hablar con él. Así surgieron los versos de la popular canción LOLA que perdura hasta nuestros días.

No se sabe a ciencia cierta si ocurrió este crimen o no, pero si se recoge en las crónicas rojas que una tal Lola de apellido Oropesa muere a manos de su conviviente, un policía de apellido Quiñones.

 




Lo más seguro es que hubiese pasado como una crónica roja más, pero casualmente el presidente de aquella época Grau San Martin se encontraba dando un discurso cuando mira el reloj y dice “Coño son las tres de la tarde hora (y puntualiza) en la que mataron a Lola”.

Esta frase quedo grabada en la memoria de los cubanos y no hay nacido en esa hermosa tierra quien no sepa a qué hora murió Lola.

Canción de ORESTES MACIAS – LOLA

Enlaces Patrocinados

 

 

 

 

 

 

 

Estoy seguro que te ha gustado esta historia, pues no te quedes con ella y compártela, mostremos al mundo nuestra cultura.

Escrito por: Licda. Yanet Arias Paneque

También te puede interesar: Hotel Plaza – Ceballos

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: