la milagrosa

La necrópolis de la habana cuenta con historias que rayan en lo paranormal. Hoy les queremos contar una de ellas. La tumba más popular y sin duda la más visitada es la de Amelia Goyri de la Hoz, una dama de alta alcurnia, conocida en la actualidad como «La Milagrosa».

Enlaces Patrocinados

Doña Amelia, fallecida en 1903 a los 23 años. Tras muchos sinsabores, tuvo que esperar a la muerte de su padre para poder casarse con el hombre que de verdad amaba. Pero la felicidad fue efímera, pues falleció un año después en el transcurso de su primer parto.

Enterrada viva?

La mujer fue enterrada con el niño muerto colocado a sus pies. La leyenda dice que, al destapar la tumba tiempo después, el niño apareció en los brazos de la madre.

Enlaces Patrocinados

Su desconsolado esposo, José Vicente Adot, no pudo soportar tanto y enloqueció. Acudía cada tarde al camposanto y golpeaba la lápida con la aldaba de bronce gritando: «¡Amelia, despierta! ¡Amelia, despierta!». Día tras día siguió con este ritual hasta que murió 17 años después.

Decenas de personas acuden a La Milagrosa para pedir por sus hijos o por sus asuntos de amores. Desde antaño, el ceremonial incluía hacer sonar las aldabas como hacía el atolondrado esposo. Al retirarse, los visitantes lo hacen caminando hacia atrás para no dar la espalda a la estatua blanca de Amelia

También te puede interesar: La historia real de la muñeca Anabelle.

Enlaces Patrocinados

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: