La Leyenda de Dolores Rondón

Cuba siempre ha sido un país cargado de una hermosura inigualable, campos con paisajes hermosos y ciudades legendarias, pero también una población con mucha espiritualidad y trato afable, con toques de ingenuidad y misticismo. Son muchas las historias y personajes que han adornado a Cuba, historias que a veces los gobernantes no cuentan, pero que no dejan de ser conocidas dentro de la población porque han pasado de boca en boca y de generación en generación.

Enlaces Patrocinados

Camagüey es una de las ciudades más legendarias de Cuba, y como ciudad encierra muchas historias que llegan a ser leyenda, muchas de las cuales se sabe poco. Algunas han sido transmitidas de generación en generación, entre esas historias que han perdurado en el tiempo y en la memoria de los camagüeyanos está la de «Dolores Rondón», poco se sabe de este personaje de leyenda del antiguo Puerto Príncipe o Camagüey como lo conocemos hoy día. Hoy les voy a contar lo poco que se conoce de esta hermosa mujer quien fuera llamada en estos tiempos la Cecilia Valdez camagüeyana.

Camagüey, en ese momento del nacimiento de Dolores Rondón, era una ciudad significativa y próspera, con no mas de 35 000 habitantes, Conocido entonces como Puerto Príncipe, era el centro de comercio de una gran cantidad de plantaciones de azúcar y ranchos ganaderos. La miel y la cera de abejas, así como el tabaco, también se cultivaron y exportaron. El primer ferrocarril de toda España y sus dominios se construyó recientemente desde Camagüey hasta el océano, a una distancia de unas 50 millas. La corte suprema real de las Indias Occidentales españolas, La Real Audiencia, estaba ubicada en Camagüey, no en La Habana; porque era más seguro que los piratas y los ingleses saquearan.

Enlaces Patrocinados

Abel Marrero en su libro Tradiciones Camagüeyana, publicada en 1960, cuenta que por más que busco en archivos de las iglesias del pueblo jamás pudo encontrar la partida de nacimiento de Dolores como tampoco su bautizo. Tras años de búsqueda los historiadores encontraron una partida de nacimiento de 1811 perteneciente a una parda con nombre María Dolores Aguilera hija natural por lo que también aparece como Dolores Rondón.

El padre de Dolores fue un capitán del ejército español su nombre Vicente Rams comerciante dueño de un establecimiento de ropa ubicado en la antigua calle candelaria actual calle independencia. Vivía con su familia en una de las zonas más prestigiosas y caras del antiguo Camagüey la plaza de San Francisco, en una hermosa casona.

Vicente Rems tuvo amoríos con una bella mulata que vivía en la popular calle del Hospital entre cristo y San Luis Beltrán de la cual nació Dolores Rondón si bien es sabido esta hija ilegítima jamás fue reconocía ni llevo su apellido, si se ocupó de su educación y su crianza, era Dolores una hermosa mulata de cabellera negra piel canela y ojos verdes muy expresivos además de un cuerpo muy escultural.

Enlaces Patrocinados

Su vecino Juan moya que tenía una Barbería llamada la filomena en la calle Jesús María hoy calle valencia era poeta, peluquero y flebotomiano un joven mulato buscador de vida se había fijado en su belleza, pero esta jamás le correspondió solo se burlaba y lo humillaba ante las declaraciones de amor del joven. Ella se reservaba para un destino más ambicioso y es cuando contrae matrimonio con el español que la llevo a vivir a San Francisco zona donde vivía su padre, esta nueva situación la llevo a relacionarse con personas de la alta burguesía camagüeyana personas del gobierno y comerciante ricos, su vida se llena de lujos y fiestas.

No se sabe con exactitud, pero se dice que Dolores y su esposo se fueron a vivir a España Ella estuvo presente en la gran fiesta conmemorativa de la coronación (en España) del Rey Amadeo de Saboya. Dolores queda viuda y al parecer regresa a cuba de incognito a cuba, existen especulaciones de cómo se ganaba la vida, pero nada comprobado. Muere en 1863 en la epidemia de viruela que azoto a canagüey en aquellos años. En la más deplorable miseria.

Juan Moya en tiempos de epidemia ofrecía sus servicios en el hospital de San Juan de dios y el de nuestra señora del Carmen donde iban aquellos que no podían pagar su atención médica, y es cuando entre los moribundos y con la cara llena de pústulas que reconoce a quien fuera el amor de su vida Dolores Rondón yacía moribunda con fiebres altas. Es difícil que en aquella agonía la bella mulata reconociera al hombre que años atrás fuera objeto de sus burlas, Juan Moya la cuido hasta su último aliento, muriendo en horas de la noche. Al no haber familiares que reclamaran su cadáver Dolores fue enviada a la fosa común del cementerio.

Enlaces Patrocinados

Aquí Dolores Rondón
Finalizó su carrera.
Ven mortal y considera
Las grandezas cuales son.
La opulencia y el poder,
Todo llega a fenecer,
Pues solo se inmortaliza
El mal que se economiza
Y el bien que se puede hacer

El mismo restauraba una y otras ves el aquel pedazo de cedro pintado en blanco y con letras negras, que identificaba la tumba de su amada, así lo hizo año tras año mientras la vida se lo permitió.  Con el tiempo esta fosa común despareció, y fue en 1935 cuando el alcalde de canagüey Pedro García Agremot, mando a construir, un túmulo y se grabó en mármol el epitafio.

Esta lapida fue colocado lejos de donde realmente fue enterrada Dolores y como una de las cosas curiosas del destino frente al panteón de la familia de Ignacio Agramente y los marqueses de Santa Ana y Santa María.

Aunque sus restos están, al parecer, definitivamente perdidos, como corresponde a un personaje de leyenda, es común observar ante el túmulo flores frescas o artificiales. La piedad popular se identifica y compadece todavía de esta nebulosa mujer, en la que se encarnaban las tragedias más comunes de la vida cotidiana: la paternidad no reconocida, la belleza corporal como moneda de cambio, el enfrentamiento cotidiano entre amor y pragmatismo y lo cambiante de la fortuna humana.

Si conoces o tienes alguna anécdota sobre este evento nos gustaría que nos dejaras tus comentarios, seria de mucha utilidad para tener más conocimiento del tema, de igual forma te sugiero que te suscribas en nuestro boletín de noticias para que puedas recibir las actualizaciones de nuestra página. 

Articulo escrito por: Yanet Arias Paneque.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: