Nicolino Locche una huella del boxeo argentino

Muchas historias y estrellas han pasado por las cuerdas del rin, hemos escuchado de boxeadores con carreras exitosas altas y bajas y este es el caso de este boxeador del cual tuve conocimiento hace tan solo unos días que al ver una de sus peleas quedé impresionado.

Enlaces Patrocinados

 

Nicolino Locche rompe con todos los esquemas del boxeo tradicional y estilos boxísticos, su estilo creo que muchos coincidirán conmigo al ver el video jamás se ha visto en otro boxeador.

Fue el sexto hijo de una humilde familia de inmigrantes italianos, nació el 2 de septiembre de 1939 en el pueblo de Campo de los Andes, en el departamento mendocino de Tunuyán. Se cuenta que a la edad de 8 años, acompañado por su madre, ingresó por primera vez al gimnasio de boxeo Julio Mocoroa, de Paco Bermúdez. Fue en ese lugar donde Nicolino tuvo su primera aproximación al “boxeo científico”, una nueva escuela dentro del deporte que -valiéndose de los principios de la ciencia médica y la biomecánica- buscaba optimizar las técnicas de combate y el rendimiento físico. O, si se quiere, “procurar la superación del ocasional adversario por medio de la habilidad y no por la mera fuerza usada instintivamente”. Todo esto puede sintetizarse y resumirse en el mayor mandamiento de dicha escuela: pegar sin dejarse tocar, y podemos decir -sin exagerar- que en esa área Locche fue un maestro.

 

Su primera pelea amateur fue con 16 años. Tras 122 combates debutó como profesional el 11 de diciembre de 1958, noqueando en dos rounds al sanjuanino Luis García. A partir de ahí arrancó una carrera a la cima que parecía no tener freno, luego de varias peleas en 1961 venció al cordobés Jaime Ginés y se convirtió en el campeón argentino de los livianos ante un Luna Park lleno.

Enlaces Patrocinados

Locche se distinguió del resto de sus contemporáneos no solo por su destreza en el ring con su esquive-golpe sumando ataques inesperados, sino que además era un actor nato, hacía participar a la audiencia con miradas cómplices, sonrisas y todo tipo de gestos que lograban que el público tomara activamente el show que eran sus peleas. Muchos sostienen que era más que un simple boxeador, capaz de cruzar palabras con algún reportero gráfico mientras bloqueaba golpes entre el encordado. Por eso, también lo apodaron Chaplin, por su simpatía y carisma. Podemos decir, sin exagerar, que uno de sus mayores aportes al box fue el aspecto estético del mismo.

Los records de Locche

Su récord profesional fue 117 peleas ganadas (14 por KO), 14 empatadas, 4 perdidas y 1 sin decisión. En 1980 la Fundación Konex le otorgó, en la primera edición de los Premios Konex, el Diploma al Mérito como uno de los cinco mejores boxeadores de la historia. En el año 2003 ingresó al Salón Internacional de la Fama del Boxeo junto a George Foreman y el jamaicano Mike McCallum.

 

Murió el miércoles 7 de septiembre de 2005 en Las Heras, Mendoza. La causa del fallecimiento fue una salud muy debilitada por el cigarrillo. Su recuerdo es una imagen de todo lo que puede hacer y dar un pugilista sobre su escenario.

Enlaces Patrocinados

Vea el siguiente video y saque usted mismo sus propias conclusiones

 

 
Fuente de la información: La Izquierda Diario

¿Qué te ha parecido este articulo? Déjanos tus comentarios a continuación y no te olvides compartir a través de las redes sociales.

También te puede interesar leer:

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: