UE y la ONU estaran pendientes de la marcha cívica del 15N

Despidos contra quienes han convocado y apoyado la marcha del 15-N, calificada como “ilícita” por el Gobierno cubano.

Según publico el medio ABC, tanto la ONU como los representantes de la Unión Europea en La Habana seguirán de cerca la Marcha Cívica por el Cambio que tendrá lugar este 15 de noviembre a nivel nacional en Cuba.

Enlaces Patrocinados

La medida se produce debido a las tensiones que se han suscitado en el país luego de la convocatoria y a varias peticiones urgentes, por parte de los organizadores de la marcha y de algunos eurodiputados, para acompañar a los manifestantes y evitar así que sean víctimas de la violencia del régimen cubano.

De acuerdo con una portavoz de la Oficina de Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos en la Organización de Naciones Unidas, lo confirmaba así en declaraciones a Radio Televisión Martí.

Enlaces Patrocinados

“La Oficina continuará dando seguimiento a la situación de los derechos humanos en el país a través del monitoreo remoto, de acuerdo con su mandato en virtud de la Resolución 48/141 de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, aseguró en un correo electrónico Marta Hurtado.

De acuerdo con Hurtado, la presencia de observadores no puede ser sobre el terreno, esto se debe a que su oficina actualmente no tiene el mandato de participar en el monitoreo ‘in situ’ en Cuba.

«La Oficina continuará dando seguimiento a la situación de los derechos humanos en el país a través del monitoreo remoto, de acuerdo con su mandato en virtud de la Resolución 48/141 de la Asamblea General de las Naciones Unidas»

La declaración responde a una carta dirigida a la comunidad internacional el pasado lunes, emitida por miembros de la plataforma Archipiélago, quienes son los responsables de la organización de la marcha.

Enlaces Patrocinados

En la carta se señala el aumento de la represión en la isla desde la llegada al poder de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, una represión que “ha traspasado el marco de la oposición política, implicando a activistas, intelectuales, artistas, médicos y periodistas independientes”.

Por otra parte, los organizadores recuerdan las acciones del régimen contra quienes se manifestaron el pasado 11 de julio y las que está llevando a cabo, persecución, acoso, estigmatización, despidos contra quienes han convocado y apoyado la marcha del 15-N, calificada como “ilícita” por el Gobierno cubano.

Debido al temor de que se vuelva a repetir lo sucedido tras el 11-J, con miles de detenciones y acusaciones que suponen penas que superan los 25 años de cárcel, el grupo Archipiélago hace en la misiva un llamamiento “a la ciudadanía de los países miembros de la Unión Europea para invitarles a que estén pendientes de las calles el venidero 15 de noviembre”.

Enlaces Patrocinados

Considerando que “el acompañamiento de actores internacionales podría persuadir a las autoridades cubanas de emplear la violencia contra manifestantes pacíficos”.

Sin embargo, no solo la plataforma Archipiélago ha pedido ayuda internacional, varios europarlamentarios, el 20 de octubre pasado remitieron al Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, una carta en la que solicitaban que enviara observadores a la marcha del 15-N.

“Creemos que es necesario observar lo que va a ocurrir, dado el riesgo de escalada de violencia”, explicaba el texto firmado por los eurodiputados Tilly Metz, miembro de Los Verdes; Javier Nart, del grupo Renew Europe y vicepresidente de la Delegación para las Relaciones con los países de Centroamérica, y Jens Gieseke, del Partido Popular Europeo.

Te puede interesar: OBISPOS CATÓLICOS EN CUBA SE PRONUNCIAN EN FAVOR DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y POR LA LIBERTAD DE LOS DETENIDOS EL 11J

La misiva fue contestada por Borrell, explicó la ABC. Fuentes de Bruselas, confirmando que el Alto Representante se ha comprometido a seguir de cerca la marcha de la próxima semana, si bien no habría especificado si tiene la intención de que los diplomáticos de la UE salgan a la calle ese día para acompañar a los participantes o lo harán desde sus despachos.

Además, Borrell apoyaría su decisión de seguir todo aquello que pueda afectar a la sociedad civil, según explican dichas fuentes, vinculándola con el cumplimiento del Convenio sobre Relaciones Diplomáticas firmado en Viena el día 18 de abril de 1961.

Enlaces Patrocinados

De acuerdo con el texto, entre las funciones de una misión diplomática se encuentra “la de enterarse por todos los medios lícitos de las condiciones y de la evolución de los acontecimientos en el Estado receptor e informar sobre ello al Gobierno del Estado acreditante”.

El convenio también contempla ciertas obligaciones por parte del Estado receptor, que, según el artículo 26, “garantizará a todos los miembros de la misión la libertad de circulación y de tránsito por su territorio”, por lo que el Gobierno cubano, que firmó dicho convenio en noviembre de 1963, no podrá impedir a los diplomáticos de la UE que salgan a la calle.

“La persona del Agente diplomático es inviolable. No puede ser objeto de ninguna forma de detención o arresto”, señala por su parte, el artículo 29 del convenio.

Enlaces Patrocinados

Sin embargo, habría que ver ahora cuál es la reacción del Gobierno de Cuba ante el paso adelante dado tanto por Bachelet como Borrell, para asegurar que la marcha transcurra con toda normalidad y de forma pacífica este 15-N.

El pueblo cubano pretende a través de esta marcha, pedir cambios, más libertades y la liberación de todos los presos políticos, cuya cifra sobrepasan actualmente las 600 personas.

Enlaces Patrocinados

 


Si tienes algo que reportar escríbenos a: info@conocercuba.net

o también por Telegram: +507 61684551

Síguenos en nuestro grupo de Telegram, Clic Aquí


Nota: Por favor comparte esta información a través de tus redes sociales y lleguemos a más personas, rompamos el cerco de censura de los medios tradicionalistas.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: