maleconazo

 

Corría el verano de 1994 en una época donde la escasez a la que se enfrentaban los cubanos era verdaderamente aterradora. El pueblo frustrado antes tantas carencias tomo la iniciativa de lanzarse a las calles a protestar abiertamente en contra de la represión de la dictadura de Castro. Volcaron taxis de turismo, agredieron con piedras instalaciones de turismo. Un pueblo cansado de ver como para el turismo si había alimentos y para ellos no había lo más básico para poder alimentarse. Esto paso a la historia como el Maleconazo.

Enlaces Patrocinados

Represión en las calles

El gobierno volcó a las calles el contingente de Blas Roca Calderio personas civiles que se dedicaban a la construcción, pero les fue designada la tarea de reprimir a sus hermanos. Fueron armados con cabillas para asestar golpes contra los protestantes. Aquello fue realmente dantesco.

A las calles fueron enviados la fuerza especial del ejército represor armados con armas largas y con órdenes de hacer lo que fuera necesario. Tomaron preso cuanta persona sospechosa estaba en las calles, allanaron viviendas en busca de participantes en la revuelta.

Enlaces Patrocinados

Papel del contingente Blas Roca

Con esta represión lograron sofocaron la revuelta que duro horas. Pero a pesar de ello dejaron el contingente Blas Roca en toda la línea del malecón por espacio de tres días en espera de que pudiera haber otras manifestaciones en contra del régimen.

El hotel Deauville fue uno de los más afectados pues se encuentra en la avenida malecón. Fueron horas de verdadero terror que vivió el pueblo habanero, El cielo se llenó de helicópteros patrullando, en las calles veintenas de patrullas policiales. En cada esquina de la Habana vieja y centro habana había parejas de militares armados hasta los dientes en espera de algún otro disturbio.

Arribo de Castro a la zona

Castro llega custodiado por su guardia y personas del partido comunista al prado habanero alrededor de las 5 de la tarde.  En estos momentos ya se había  sofocado en cierta manera la revuelta . Estos integrantes del partido se ligaron con la muchedumbre y comenzaron a gritar “Fidel,  Fidel” esto de cierta forma  coacciono a los manifestantes. Una estrategia de Castro dividir al pueblo y crear la confusión.

Enlaces Patrocinados

A raíz de esto Castro decidió a aplicar ciertas medidas para aligerar la carga. Soltar el lastre. Fue así que dio inicio a la crisis de los balseros permitiendo que toda persona con ganas de irse pudiera hacerlo sin caer preso por ello. Permitió además la tenencia de dólares que estuvo prohibido en cuba durante años.

También te puede interesar: Válvula de escape estrategia del gobierno Cubano

e-mail: yanetariasp71@yahoo.com

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: