Plaza de la Catedral de La Habana Vieja

Uno de los destinos más visitados en Cuba es su capital La Habana. Desde que las primeras luces del día comienzan a aclarar, comienza un movimiento que asemeja al de un hormiguero, gente que camina buscando su desayuno, otros corriendo para llegar a su trabajo, se comienzan a escuchar los pregones de los vendedores tratando de vender su mercancía para llevar el pan a sus casas, despampanantes morenas con su caminar único y comienzas a ver un cuadro típico e inigualable que es difícil de describir, la vecina le grita a la otra desde su balcón y en las principales calles ves los tendederos con sabanas que cuelgan sin importar que miles de visitantes los vean.

Enlaces Patrocinados

Pero esto no es un comportamiento que date de poco tiempo, creo que desde los inicios de la creación de la Villa La Habana ha tenido este singular comportamiento que es como un embrujo que atrae a los visitantes, hace que los cubanos que viven en el exterior extrañen de forma nostálgica y que muchos que la visitan quieran regresar al año entrante. Con sus virtudes y defectos el embrujo está ahí.

Pero remontémonos un poco al pasado, al principio de la creación de La Habana Vieja y conozcamos un poquito de esa delicia, del embrujo, de las costumbres y de aquello que no nos permite olvidar esa maravillosa ciudad.

Enlaces Patrocinados

La habana Vieja es la zona más antigua de la capital cubana. En su conjunto posee un trazado urbanístico semejante a una gran lente biconvexa de unos 5 km² de superficie, donde todavía quedan restos de las murallas que durante dos siglos la protegieron con un cerco de piedras y la configuraron como un recinto militar defensivo. El derribo de la muralla se inició en 1863.

Mapa Antiguo de La Habana

Debido a la naturaleza cosmopolita de sus habitantes a través de la historia, La Habana Vieja es el reflejo de una mezcla de estilos arquitectónicos y el testimonio de diferentes épocas: corona española, británicos, franceses y estadounidenses. Cuando estuvo en manos del gobierno interventor de Estados Unidos, las viejas construcciones coloniales fueron demolidas para levantar otras imponentes con fachadas neo-clásicas.

Entre esos inmuebles se pueden mencionar el convento de San Agustín, el castillo de El Morro, la ermita del Humilladero, la fuente de la Dorotea de la Luna en La Chorrera, la iglesia del Santo Ángel Custodio, el hospital de San Lázaro, el monasterio de Santa Teresa y el convento de San Felipe Neri. Corría el año 1728 cuando se funda la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo en el convento de San Juan de Letrán.

Enlaces Patrocinados

 

Una de las obras significativas de ciudad es el faro situado en la fortaleza de El Morro, cuya construcción data del siglo XVIII. El faro, a la entrada de la bahía funciona con las ópticas de procedencia francesa, que fueron instaladas al cuando se ejecutó el Castillo, incluyendo los mecanismos originales de contrapeso y palancas para su operación. Solo el sistema de iluminación (actualmente eléctrico), es el único cambio importante realizado a esta obra.

En 1982, la Habana Vieja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En la actualidad, la Habana Vieja es una de las zonas más turísticas de la Habana debido a la restauración de iglesias, fortalezas y otros edificios históricos. Además, la Habana Vieja dispone de restaurantes de todo tipo: desde los paladares hasta restaurantes gourmet e internacionales. También se encuentran muchas librerías, museos y tiendas (ropa, artesanías, suvenires). Debido a la gran cantidad de turistas la vida en la Habana Vieja es muy activa y en ella se llevan a cabo ferias de artesanías, libros, presentaciones artísticas, etc.

Enlaces Patrocinados
hotel Inglaterra en La Habana Vieja

Otros edificios notables son la catedral de La Habana, el hotel Inglaterra, el hotel Ambos Mundos, el bar y restaurante Floridita, la Bodeguita del Medio, el Gran Teatro de La Habana «Alicia Alonso», el Museo de la Revolución, el edificio Bacardí, el Museo del chocolate, La Terminar de Ferrocarriles, la Alameda de Paula, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Casa del Ron, el Ministerio de Finanzas y Precios, la Casa de Asia, hotel Sevilla, el cine Payret, el Museo Palacio de los Capitanes Generales, el museo de Armas, El Templete y el Museo Nacional de Bellas Artes.

La Habana Vieja mantiene ese embrujo de cuando llegaba toda esa mercadería que procedía del viejo mundo y hasta estos tiempos cuando visitas sus castillos, sus palacios, las ruinas de las murallas no te sorprendas cuando te parezca ver a los corsarios y piratas, a los soldados de la colonia caminando por sus calles, las tradiciones han perdurado a través de los tiempos, mas allá de los siglos y si llegas a sentir estas experiencias, no te preocupes porque El Embrujo de La Habana Vieja ya te ha poseído.

Por favor déjanos tu opinión y comparte con tus contactos este articulo para mostrar a muchas otras personas que podrían ser parte de este Embrujo.

Nota: Muchos datos en este articulo han sido tomados de diferentes sitios que escriben sobre la historia de la Habana Vieja, ensalzado con las palabras y estilo del autor.

La Habana, que este 16 de noviembre festeja su 499 cumpleaños, figura entre las siete primeras villas fundadas en Cuba por el Adelantado Diego Velázquez a principios del siglo XVI, es la capital del país y la mayor entre las ciudades de Las Antillas, lo que unido a su proverbial belleza y encanto la convierten en uno de los principales atractivos turísticos del Caribe, y el principal de la isla.

 

A pesar de haber sido fundada en 1519, no fue hasta el 20 de diciembre del año 1592, que Felipe II confiere a La Habana el título de ciudad, veintinueve años después de que el gobernador de Cuba trasladara a ella su residencia oficial desde Santiago de Cuba, sede hasta entonces del gobierno de la isla.

Enlaces Patrocinados

Es importante añadir que el 30 de noviembre de 1665, la reina Doña Mariana de Austria, viuda de Felipe IV, le ratifica “El escudo antiguo de Cuba, que tenía como símbolos heráldicos los tres primeros castillos de la ciudad: el de La Real Fuerza, el de Los Tres Santos Reyes del Morro y el de San Salvador de la Punta, como Tres torres de plata sobre campo azul. Además, una llave de oro que simbolizaba el título de Llave del Nuevo Mundo, concedido desde antiguo a la ciudad.

La villa se fortifica durante el siglo XVII por mandato de los reyes que la suscriben como «Llave del Nuevo Mundo y antemural de las Indias Occidentales». La demarcación se erige con las maderas, el material más abundante de la isla.

También estuvieron presentes entre los siglos XVI y XVII las construcciones de las defensas militares que convierten a la urbe en la mejor defendida del Nuevo Mundo, al igual que edificaciones monumentales civiles y religiosas.

Enlaces Patrocinados

Entre esos inmuebles se pueden mencionar el convento de San Agustín, el castillo de El Morro, la ermita del Humilladero, la fuente de la Dorotea de la Luna en La Chorrera, la iglesia del Santo Ángel Custodio, el hospital de San Lázaro, el monasterio de Santa Teresa y el convento de San Felipe Neri. Corría el año 1728 cuando se funda la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo en el convento de San Juan de Letrán.

 

Una de las obras significativas de ciudad es el faro situado en la fortaleza de El Morro, cuya construcción data del siglo XVIII. El faro, a la entrada de la bahía funciona con las ópticas de procedencia francesa, que fueron instaladas al cuando se ejecutó el Castillo, incluyendo los mecanismos originales de contrapeso y palancas para su operación. Solo el sistema de iluminación (actualmente eléctrico), es el único cambio importante realizado a esta obra.

Enlaces Patrocinados

En 1982, la Habana Vieja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En la actualidad, la Habana Vieja es una de las zonas más turísticas de la Habana debido a la restauración de iglesias, fortalezas y otros edificios históricos. Además, la Habana Vieja dispone de restaurantes de todo tipo: desde los paladares hasta restaurantes gourmet e internacionales. También se encuentran muchas librerías, museos y tiendas (ropa, artesanías, suvenires). Debido a la gran cantidad de turistas la vida en la Habana Vieja es muy activa y en ella se llevan a cabo ferias de artesanías, libros, presentaciones artísticas, etc.

hotel Inglaterra en La Habana Vieja

Otros edificios notables son la catedral de La Habana, el hotel Inglaterra, el hotel Ambos Mundos, el bar y restaurante Floridita, la Bodeguita del Medio, el Gran Teatro de La Habana «Alicia Alonso», el Museo de la Revolución, el edificio Bacardí, el Museo del chocolate, La Terminar de Ferrocarriles, la Alameda de Paula, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Casa del Ron, el Ministerio de Finanzas y Precios, la Casa de Asia, hotel Sevilla, el cine Payret, el Museo Palacio de los Capitanes Generales, el museo de Armas, El Templete y el Museo Nacional de Bellas Artes.

La Habana Vieja mantiene ese embrujo de cuando llegaba toda esa mercadería que procedía del viejo mundo y hasta estos tiempos cuando visitas sus castillos, sus palacios, las ruinas de las murallas no te sorprendas cuando te parezca ver a los corsarios y piratas, a los soldados de la colonia caminando por sus calles, las tradiciones han perdurado a través de los tiempos, mas allá de los siglos y si llegas a sentir estas experiencias, no te preocupes porque El Embrujo de La Habana Vieja ya te ha poseído.

Por favor déjanos tu opinión y comparte con tus contactos este articulo para mostrar a muchas otras personas que podrían ser parte de este Embrujo.

Nota: Muchos datos en este articulo han sido tomados de diferentes sitios que escriben sobre la historia de la Habana Vieja, ensalzado con las palabras y estilo del autor.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: