Cuba también tuvo Piratas – Diego Grillo

La increíble historia de el Pirata Diego Grillo, el Pirata Cubano.

Enlaces Patrocinados

Cuba una isla rodeada por el Mar Caribe donde en la época de la colonia y el descubrimiento del nuevo mundo se instaló un sitio para el comercio, una ciudad prospera donde diferentes mercaderes vendían sus mercancías, donde se hacían los negocios de esclavos traídos desde África, debido a esta posición geográfica también sufrió el ataque de grandes Corsarios y Piratas que venían tras esas riquezas traídas por los colonizadores, Españoles, Franceses e Ingleses. En este artículo pretendemos mostrarte la historia aproximada de un cubano que también tomo la vía de la piratería, conoce la increíble historia de un pirata cubano que también dejo huellas en la historia cubana.

Dibujo de la Habana – Siglo XVIII

 Poco se sabe de la piratería en Cuba, en los siglos XVI y XVII, existió un pirata llamado Diego Grillo conocido como el pirata negro, libro sangrientas batallas en todo el mar caribe.

Enlaces Patrocinados

 Fue criado en un entorno hostil, ya que nace esclavo. Cuando tenía trece años escapa. Uniéndose a bucaneros españoles que comercian en el litoral antillano, con los que adquiere grandes habilidades como marinero.

Es producto de la unión entre un conquistador español y una bella esclava africana.   nace en la habana alrededor de 1550, bautizado como Diego Grillo.

Apresado por el famoso corsario Francis Drake en su primer viaje a bordo del galeón donde se había hecho a la mar en ese año de 1572, cuando al mando de la «Persea» y la «Swan» éste asaltó y saqueó a Nombre de Dios, Campeche y Veracruz, sintió gran afecto por este famoso hombre de mar, quien lo llevó a Inglaterra y se convirtió de hecho en su primer maestro en piratería.

Enlaces Patrocinados

Entonces el joven Diego tenía quince años de edad. El mulato habanero se transformó en un experimentado aventurero del mar, aprendió perfectamente el inglés y continuó sus correrías en la nave de Drake.

Más tarde, después que su maestro pirata fue nombrado Almirante de Inglaterra, el criollo se dedicó a mandar su propio barco, con una tripulación compuesta por franceses, ingleses y holandeses, convirtiéndose en el azote de las naves de la metrópoli que navegaban en los mares cubanos, lo que se ha conocido por la constancia histórica de la campaña que realizó el gobernador de Cuba, Don Juan de Maldonado Barnuevo para capturar a Diego Grillo.

En el año 1603, cuando contaba con 45 años de edad aproximadamente, se asoció a otro no menos famoso: el corsario holandés Cornelis Cornelizon Jol, alias «Pie de Palo», con el que reconoció gran parte de la cayería cubana a principios del siglo XVII.

Enlaces Patrocinados

Hijo de negra habanera y de español, fue bautizado en La Habana, siendo su padrino el capitán español Domingo Galván Romero.

Finalizada la famosa batalla de Campeche (donde junto a «Pie de Palo» atacó la plaza con diez navíos y 500 ingleses, franceses y portugueses), cuando pasaba entre un impresionante número de cadáveres vio por causalidad el de su padrino y según testimonios de la época, mostró gran sentimiento por el cuerpo de aquel que lo había sostenido en la pila bautismal.

Su fama de sanguinario aventurero no se vio afectada por el trato caballeresco que ofrecía a las mujeres. Un episodio relacionado con Doña Isabel de Caraveo, viuda del Gobernador de Campeche, Centeno de Maldonado, lo demuestra: posterior al saqueo de ese lugar y para evitar los ultrajes a los que se veía expuesta la bella española por sus compañeros piratas, le situó una guardia personal para su protección, que le brindó un cuidado especial, desembarcándola sana y salva en las cercanías de Campeche.

Diego Grillo debió su fama también a numerosos hechos de armas. Fueron notorias las dos veces que se batió a sangre y fuego con el también famoso por su valentía, el capitán español Monasterio, aunque también se le acreditan muchos desmanes cometidos por otros aventureros del mar, cuando el odio hacia lo español vertía la sangre sin asomo de perdón.

Poco se conoce del final de este avezado pirata; su historia se perdió en el tiempo y no todos los historiadores coinciden en cuanto a los datos sobre este extraordinario salteador de los mares.

Unos plantean que Diego Grillo fue capturado y ahorcado por los españoles en el año 1673, pero al parecer fue otro de igual nombre y no menos sanguinario el que corrió esa suerte, ya que en esa fecha el mulato habanero había dejado de existir hacía tiempo, si se toma en cuenta su nacimiento en 1558, lo que hace suponer que existieron dos piratas con el mismo nombre, aunque el primero se hacía llamar Dieguillo, Diego El Mulato y Diego Lucifer.

Enlaces Patrocinados

Es posible que éste le dejara como herencia al segundo no sólo su nombre, sino su legendaria hoja de servicios, que le hizo notar en la historia naval nacional como el más famoso e intrépido pirata cubano en el largo camino del corso y la piratería en el Caribe.

«Entre la Leyenda y la Realidad» Esta historia ha sido elaborada con información recopilada de diferentes artículos, No afirmamos ni negamos que sea real, pero a grandes rasgos es interesante ilustrarse de los sucesos del comienzo en el nuevo mundo.

«Entre la Leyenda y la Realidad»

Si te ha gustado este articulo, por favor compártelo con tus contactos, para que más personas conozcan nuestra Isla y su Historia. (No olvides suscribirte a nuestro Boletín de Noticias para recibir artículos e información importante.

También te puede interesar «El Embrujo de la Habana Vieja»

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: