Las brujas han tenido una gran importancia en el folclore. Han suscitado a lo largo de los siglos fascinación y terror en igual medida.

Enlaces Patrocinados

La mujer era parte fundamental de la comunidad.  Las diosas madres eran veneradas y adoradas.

Con el transcurso de los años, se produce un giro radical. Los hombres someten a las mujeres y las antiguas diosas acaban siendo diosas sumisas.

Enlaces Patrocinados

Antiguo Egipto

La magia se encontraba en los nombres, las palabras y los sonidos. El Faraón gozaba de un gran poder mágico.  Horus, hijo de Osiris, se lo prestaba para reinar con justicia y proteger a su pueblo.

 Grecia

Se celebraban los Misterios Eleusinos, ritos de iniciación anuales a las diosas agrícolas Deméter y su hija Perséfone. Estos ritos se celebraban en época de cosechas en la ciudad de Eleusis, cerca de Atenas. En estos misterios aparecía la idea de un mundo inferior y de la vida tras la muerte.

Cristianismo

La persecución de las brujas fue terrible durante la Edad Media. Con anterioridad la Iglesia aceptaba las ceremonias populares de carácter pagano pues consideraba que no se oponían al cristianismo. Era difícil luchar contra estas ceremonias ya que se llevaban realizando desde siempre, por lo tanto, la Iglesia decidió cristianizarlas. De esta manera, los ritos cristianos tuvieron que convivir con los paganos.

Enlaces Patrocinados

El cristianismo fue ganando terreno a lo largo de Europa y los antiguos paganos fueron sustituyendo sus amuletos por crucifijo

Siguieron existiendo las curanderas que lo sabían todo de las hierbas y los festivales para celebrar cada estación del año y pedir por la fertilidad y la abundancia de las cosechas.

La Inquisición

Llegó el día en el que todo esto se consideró una amenaza para la religión católica y a aquellos que seguían celebrando estas prácticas comenzó a considerárseles brujos. Aquí comienza la famosa caza de brujas en la que todo aquello que supusiera una amenaza para la supremacía de poder de la Iglesia eran erradicados y quemados en la hoguera.

Enlaces Patrocinados

Al perder sus ancestrales amuletos, la gente comenzó a venerar reliquias sagradas: cruces, cabellos de santos, esquirlas de la cruz de Cristo

 La Iglesia se empeñara en borrar todo lo que pudiera hacerle alguna sombra, las creencias y costumbres populares continuaban existiendo.

En plena lucha de poder entre Catolicismo y Protestantismo, las brujas y las prácticas demoníacas aparecían en todos los rincones. Sus conflictos fueron excusa suficiente para dar lugar a una terrible e injusta masacre excusada con la famosa caza de brujas.

Los campesinos habían mantenido los antiguos cultos durante la Edad Media y ahora eran cazados y quemados bajo la acusación de ser brujos. La misma suerte corrieron muchas personas de letras y ciencias que hablaban de cosas impensables para el orden que la Iglesia quería imponer.

Un buen ejemplo de ello son los estudios de Paracelso, que usaba pociones con sus pacientes y creía que el médico no solo debía tratar la parte del cuerpo enferma, sino que debía restaurar el equilibrio de la salud en toda la persona.

Fue una terrible época en la que se quemaba a personas inocentes. Debido a la obsesión por la brujería y la adoración a Satanás, especialmente a mujeres.

La gente era denunciada por sus propios vecinos o familiares. Estos  que utilizaban falsas acusaciones para librarse de ellos. Pasaba también que  al ser capturados y torturados deseaban acabar cuanto antes con los tormentos a los que estaban siendo sometidos. Confesaban cualquier cosa que el inquisidor quisiera escuchar. La caza se convirtió en un círculo vicioso.

También te puede interesar: Orden de monjas usadas como esclavas sexuales.

Enlaces Patrocinados

Tomado de: Ecos de la distancias.

 

 

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados
A %d blogueros les gusta esto: