Biden intenta detener la ola migratoria en México

“Biden intenta negociar con México y otros países entre ellos Panamá, para que acepte migrantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela”

El presidente de EEUU Joe Biden, ha pedido al gobierno de México que acoja inmigrantes, debido a la explosión migratoria en la frontera que ha disparados las cifras marcando nuevos récords.

Enlaces Patrocinados

Las cifras de inmigrantes se han disparado en los cruces fronterizos, sobre todo de países como Cuba, Nicaragua y Venezuela, pidiendo aplicar la orden de expulsión de COVID-19 que la Casa Blanca ha buscado públicamente terminar, dijeron siete funcionarios estadounidenses y tres mexicanos.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, expresó su preocupación por un número creciente de cruces de migrantes de los tres países durante una visita este lunes a la Ciudad de México, según un artículo publicado por la agencia de noticias Reuters, sin embargo, México no prometió ninguna acción específica.

Enlaces Patrocinados

Mientras que, por otra parte, un funcionario estadounidense dijo que tratar de convencer a México de que esté de acuerdo es «una batalla cuesta arriba».

Según dejo saber el medio noticioso, las fuentes solicitaron el anonimato para discutir asuntos gubernamentales internos. México ya acepta el retorno estadounidense de migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

En lo que va de año fiscal, unas 299.000 personas de esas naciones han sido expulsadas en la frontera, frente a unos 9.000 retornados desde Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Enlaces Patrocinados

El esfuerzo de Estados Unidos para presionar a México sobre estas tres nacionalidades en particular ilustra la profunda preocupación dentro de la administración demócrata de Biden sobre sus cruces fronterizos.

A la mayoría de los inmigrantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela que cruzan a Estados Unidos se les permite quedarse para presentar solicitudes de asilo, ya que son difíciles de deportar debido a las frías relaciones diplomáticas con sus gobiernos.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México se ha negado a dar declaraciones dijo Reuters.

Enlaces Patrocinados

Por otro lado, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca se negó a discutir «conversaciones diplomáticas», sin embargo, ha dicho que las naciones de la región «ya han comenzado a asumir la responsabilidad colectiva de gestionar los flujos migratorios, incluso a través de repatriaciones».

Mientras que los agentes fronterizos de EEUU han realizado un récord de 1,8 millones de arrestos de inmigrantes en lo que va del año fiscal 2022, y muchos intentaron cruzar varias veces, creando desafíos humanitarios y responsabilidades políticas para Biden antes de las elecciones de mitad de período del 8 de noviembre.

Del total de los arrestos en la frontera suroeste, alrededor de una cuarta parte de los migrantes procedían de Cuba, Nicaragua y Venezuela, frente al 8% en 2021 y al 3% en 2020. A la mayoría se les permitió ingresar a Estados Unidos.

La administración de Biden ha buscado públicamente poner fin a la orden de salud COVID, conocida como Título 42, que fue emitida a principios de 2020 bajo el expresidente republicano Donald Trump.

Dicha orden permite a las autoridades fronterizas de EEUU expulsar rápidamente a los migrantes a México u otros países sin la posibilidad de buscar asilo en EEUU.

Un juez federal designado por Trump en Louisiana impidió que la administración terminara la orden a principios de este año, incluso cuando los funcionarios de salud de EEUU dijeron que ya no era necesaria para proteger contra la propagación de COVID.

Enlaces Patrocinados

Mientras que algunos funcionarios de Biden todavía ven la expansión de las expulsiones como una forma de disuadir a los que cruzan, dijo uno de los funcionarios estadounidenses, incluso si contradice el mensaje más acogedor del Partido Demócrata hacia los inmigrantes.

Los defensores y muchos demócratas se oponen ferozmente al Título 42, diciendo que ha expuesto a los migrantes a condiciones peligrosas en México, incluidos el secuestro y la extorsión.

«Creo que esto realmente traiciona sus compromisos con la protección de los refugiados», señaló Robyn Barnard, directora asociada de defensa de los refugiados de la organización sin fines de lucro con sede en la ciudad de Nueva York Human Rights First.

Enlaces Patrocinados

México cubanos, nicaragüenses y venezolanos expulsados ​​de Estados Unidos

De acuerdo con funcionarios mexicanos, México no quiere recibir cubanos, nicaragüenses y venezolanos expulsados ​​de Estados Unidos porque esos países también se resisten a aceptar vuelos de deportación desde México.

En cambio, México apunta a intensificar los vuelos internos de migrantes desde su frontera norte a su frontera sur para aliviar la presión en la frontera compartida, explico uno de los funcionarios.

Enlaces Patrocinados

Por otra parte, México le gustaría que Washington relajara las sanciones económicas contra Venezuela para ayudar a frenar el éxodo del país y facilitar que los migrantes trabajen legalmente en Estados Unidos, dijeron dos funcionarios mexicanos.

Mientras tanto, los funcionarios fronterizos de EEUU en El Paso, Texas, dicen que se han visto obligados a liberar a cientos de migrantes en las calles de la ciudad cerca de los refugios y las estaciones de autobuses para aliviar el hacinamiento en sus instalaciones.

Muchos de los venezolanos que llegan no tienen familiares ni patrocinadores, lo que ejerce más presión sobre las agencias gubernamentales y de caridad que los ayudan, dijo Mario D’Agostino, subadministrador de la ciudad de El Paso.

Aumento de la entrada de migrantes cubanos a Estados Unidos

La ciudad controlada por los demócratas ha contratado autobuses chárteres para transportar a los inmigrantes al norte de la ciudad de Nueva York, un esfuerzo que se produce después de que los gobernadores republicanos de Texas y Arizona llamaran la atención nacional al transportar a miles de inmigrantes a las ciudades del norte lideradas por los demócratas.

Por otra parte, funcionarios de Biden están manejando la opción de llevar la responsabilidad a otras naciones más allá de México, dijeron las fuentes.

Uno de los países que se ha mencionado por la administración Biden, es Panamá, donde la Casa Blanca quiere que acepte a los venezolanos deportados si pasaron por la nación centroamericana de camino a Estados Unidos, dijeron dos de los funcionarios estadounidenses.

Alrededor de 70.000 venezolanos ingresaron a Panamá desde su frontera con Colombia este año hasta agosto, en comparación con 1.150 en el mismo período del año pasado, según datos oficiales.

Por el momento los funcionarios del gobierno panameño no respondieron a una solicitud de comentarios.

Por separado, la administración de Biden había estado enviando un pequeño número de venezolanos a la República Dominicana en vuelos comerciales, dijeron dos de los funcionarios estadounidenses, una continuación de una práctica de la era Trump.

Sin embargo, el programa se detuvo después de un rechazo a principios de este año de la oficina del senador Robert Menéndez, un demócrata de Nueva Jersey, según uno de los funcionarios estadounidenses y una persona familiarizada con el asunto.

En febrero, Menéndez calificó la deportación de migrantes que huyen del “régimen cruel” de Venezuela a terceros países como “extremadamente perturbadora”.

Te puede interesar leer: Régimen de Cuba fracasa nuevamente en el mercado cambiario, el dólar y la inflación siguen en aumento

 


Si tienes algo que reportar escríbenos a: info@conocercuba.net

o también por Telegram: +507 61684551

Síguenos en nuestro grupo de Telegram, Clic Aquí


Nota: Por favor comparte esta información a través de tus redes sociales y lleguemos a más personas, rompamos el cerco de censura de los medios tradicionalistas.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: