HRW denuncia las violaciones sistemáticas del Cuba a los DDHH

“La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en Cuba, a los participantes de las protestas antigubernamentales del 11 de julio del año pasado”

De acuerdo con un informe publicado por la ONG Human Righs Watch (HRW), el gobierno de Cuba ha cometido violaciones sistemáticas de los derechos humanos en respuesta a las protestas masivas contra el gobierno el 11 julio de 2021.

Enlaces Patrocinados

Según HRW al parecer las violaciones tienen como objetivo el castigar a los manifestantes y disuadir futuras manifestaciones, señaló la ONG a propósito de cumplirse hoy un aniversario de las masivas protestas.

El informe de 36 páginas, que lleva por título, “ Prisión o exilio: la represión sistemática de Cuba de los manifestantes de julio de 2021 ”, documenta una amplia gama de violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto de las protestas, incluidas detenciones arbitrarias, procesamientos plagados de abusos y tortura.

Enlaces Patrocinados

La represión del gobierno cubano y su aparente falta de voluntad para abordar los problemas subyacentes que llevaron a los cubanos a las calles, incluido el acceso limitado a alimentos y medicinas, han generado una crisis de derechos humanos que aumentó drásticamente el número de personas que abandonan el país.

“Hoy hace un año, miles de cubanos protestaron exigiendo derechos y libertades, pero el gobierno les dio a muchos de ellos solo dos opciones: prisión o exilio”, señaló Juan Pappier , el principal investigador para las Américas de HRW.

“Los gobiernos de América Latina y Europa deben intensificar urgentemente su escrutinio de los derechos humanos sobre Cuba y priorizar una respuesta concertada y multilateral antes de que esta crisis de derechos humanos empeore aún más”, agregó Pappier.

Enlaces Patrocinados

El 11 de julio de 2021, tuvieron lugar en Cuba, las mayores protestas desde 1959, donde miles de cubanos salieron a las calles en masivas manifestaciones pacíficas.

Dichas protestas pacíficas fueron una respuesta a las restricciones de derechos de larga data, la escasez de alimentos y medicamentos, y la respuesta del gobierno a la pandemia de Covid-19.

Por su parte, HRW explicó que se entrevistó con más de 170 personas en Cuba, incluidas víctimas de abusos, sus familiares y abogados. Además de revisar archivos de casos, verificar fotografías y videos enviados directamente a investigadores y encontrados en plataformas de redes sociales.

Enlaces Patrocinados

Mientras que, los miembros del Grupo de Expertos Forenses Independientes del Consejo Internacional de Rehabilitación para Víctimas de Tortura, un grupo internacional de destacados expertos forenses, brindaron su opinión sobre algunas pruebas de abusos.

Comenzada las protestas, el presidente no elegido, Miguel Díaz-Canel instó a los partidarios del gobierno y a las fuerzas de seguridad a responder a las protestas con fuerza .

“Hacemos un llamado a todos los revolucionarios a salir a las calles a defender la revolución”, dijo. «Se ha dado la orden de luchar».

 

 

Según el reporte, un manifestante , un cantante de 36 años llamado Diubis Laurencio Tejeda, murió aparentemente a manos de la policía. 

Por su parte, el grupo cubano de derechos humanos Cubalex informa que más de 1.400 personas fueron detenidas, incluidas más de 700 que permanecen tras las rejas.

Mientras que, los agentes de las fuerzas represivas cubanas, detuvieron repetidamente a personas que protestaban pacíficamente, arrestaron a los críticos cuando se dirigían a las manifestaciones o les prohibieron salir de sus casas durante días o semanas.

Enlaces Patrocinados

En la mayoría de los casos documentados, los detenidos permanecieron incomunicados durante días, semanas y, a veces, meses, sin poder hacer una llamada telefónica ni recibir visitas de sus familiares o abogados, señala HRW.

Algunos fueron golpeados, obligados a ponerse en cuclillas desnudos o sometidos a malos tratos, incluida la privación del sueño y otros abusos que en algunos casos constituyen tortura.

Los tribunales cubanos han confirmado las condenas contra más de 380 manifestantes y transeúntes , incluidos varios niños. Muchos juicios se celebraron ante tribunales militares, lo que contraviene el derecho internacional.

Enlaces Patrocinados

Muchos fueron procesados ​​por “sedición” y condenados a penas de prisión desproporcionadas de hasta 25 años por su presunta participación en incidentes violentos, como tirar piedras durante las protestas.

Los fiscales enmarcaron acciones como protestar pacíficamente o insultar al presidente o a la policía, ejercicios lícitos de la libertad de expresión y asociación, como conductas delictivas.

Enlaces Patrocinados

Las personas fueron condenadas por pruebas poco fiables o no corroboradas, como declaraciones únicamente de agentes de seguridad o supuestos «rastros de olor» de los acusados ​​encontrados en las rocas, explica el informe.

Por otra parte, las víctimas y sus familiares han dicho que las fuerzas de seguridad los ha hostigado repetidamente, en algunos casos obligándolas a abandonar el país.

El periodista de 36 años del sitio web de noticias Cubanet, Orelvys Cabrera Sotolongo, fue detenido en Cárdenas, provincia de Matanzas, cuando salía de las manifestaciones el 11 de julio.

Los agentes lo interrogaron repetidamente y le dijeron que no volvería a ver a su familia. A Cabrera solo se le permitió hacer una llamada telefónica 10 días después de su arresto.

Pasó parte de su detención con otros ocho detenidos en una celda de dos por un metro y medio, con poca o ninguna ventilación, luz o acceso al agua.

Fue liberado el 19 de agosto, pero los oficiales le dijeron repetidamente que debería abandonar el país. En diciembre, él y su pareja huyeron y desde entonces han pedido asilo en Estados Unidos .

Agentes de seguridad arrestaron a Elier Padrón Romero, ayudante de albañil de 26 años, el 21 de julio en La Güinera, un barrio de bajos recursos en la provincia de La Habana. Su madre dijo que los oficiales lo golpearon a él y a otros detenidos diciendo que “desaparecerían si seguían pensando” como lo hacían.

En diciembre, un juez de La Habana condenó a Padrón Romero por “sedición” porque presuntamente incitó a la gente a unirse a una protesta del 12 de julio y a “empujar” contra una barricada policial. Fue condenado a 15 años de prisión, que se redujo a 10 años en apelación.

Por otra parte, las autoridades cubanas también han tomado medidas para desmantelar el limitado espacio cívico que permitió que ocurrieran estas protestas.

En mayo de 2022, los legisladores aprobaron un nuevo código penal que incluye múltiples delitos demasiado amplios que podrían utilizarse para criminalizar la impugnación pacífica del gobierno.

El nuevo código también establece la pena de muerte para una variedad de delitos, incluida la “sedición”, un cargo presentado contra muchos manifestantes del 11 de julio, y “actos contra la independencia del Estado cubano”.

Hasta el momento, el número de cubanos que huyen del país ha aumentado dramáticamente. La Patrulla Fronteriza de EE. UU. detuvo a más de 118 000 cubanos entre enero y mayo de 2022 , en comparación con 17 000 en el mismo período de 2021.

Por su parte, la Guardia Costera de EE. UU. ha interceptado a más de 2900 cubanos en el mar desde octubre de 2021, con mucho, la cifra más alta en cinco años. Muchos cubanos también han huido a otros países, indicó la ONG.

Por otra parte, HRW insta a los gobiernos de América Latina, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea deben tomar medidas para garantizar un enfoque multilateral y coordinado hacia Cuba que priorice los derechos humanos.

Deben condenar inequívocamente la represión y llamar la atención sobre la situación en los órganos pertinentes de las Naciones Unidas, en particular el Consejo de Derechos Humanos.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien rara vez ha condenado los abusos en Cuba, debería condenar públicamente estas violaciones sistemáticas antes de dejar el cargo a fines de agosto.

De acuerdo con HRW, durante décadas, el gobierno cubano se ha beneficiado de una respuesta disfuncional de la comunidad internacional que no ha logrado promover de manera efectiva el progreso de los derechos humanos en la isla.

Sin embargo, indica la ONG, el embargo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos ha aislado a los Estados Unidos en lugar de a Cuba, al permitir que el gobierno cubano obtenga simpatías en el extranjero.

Muchos gobiernos latinoamericanos, incluidos recientemente México y Argentina, se han mostrado reacios a criticar a Cuba e incluso han elogiado al régimen, a pesar de su pésimo historial de derechos humanos.

“Los valientes manifestantes que salieron a las calles el año pasado en Cuba tienen todas las razones para sentir que han sido abandonados por gran parte de la comunidad internacional”, indicó Pappier.

Te puede interesar leer: A tan solo un día del 11 de julio UNE informa que tienen disponibilidad por encima de la demanda

 


Si tienes algo que reportar escríbenos a: info@conocercuba.net

o también por Telegram: +507 61684551

Síguenos en nuestro grupo de Telegram, Clic Aquí


Nota: Por favor comparte esta información a través de tus redes sociales y lleguemos a más personas, rompamos el cerco de censura de los medios tradicionalistas.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: