28 días puede sobrevivir el coronavirus en superficies como cristal y monedas

Según investigadores australianos, el virus que causa el COVID-19 puede sobrevivir en los billetes, el cristal y el acero inoxidable hasta 28 días, mucho más que el de la gripe, destacando la necesidad de la limpieza y de lavarse las manos para combatir la enfermedad.

Enlaces Patrocinados

De acuerdo con el estudio realizado por la agencia nacional de la ciencia de Australia (CSIRO, por sus siglas en inglés) parece mostrar que en un ambiente muy controlado el virus sigue siendo infeccioso por más tiempo de lo indicado por otras investigaciones.

Los científicos de CSIRO comprobaron que a 20 grados Celsius, el virus SARS-COV-2 sigue siendo infeccioso por 28 días en superficies suaves como los billetes y el cristal de las pantallas de los teléfonos móviles.

Enlaces Patrocinados

Este estudio fue publicado en Virology Journal.

A diferencia de otros virus el SARS-COV-2 puede sobrevivir 28 días en diferentes superficies.

Si se compara con otros, el virus de la gripe A puede sobrevivir 17 días sobre superficies.

Shane Riddell, científico que lideró la investigación explicó que el estudio “Refuerza la importancia de lavarse las manos y sanitizar hasta donde sea posible y, por supuesto, limpiar las superficies que pueden estar en contacto con el virus”.

Enlaces Patrocinados

Te puede interesar: Trump puede volver a la campaña según sus médicos

El estudio implicó el secado del virus en una mucosa artificial sobre una serie de superficies a concentraciones similares a las muestras de pacientes de COVID-19, recuperándolo cerca de un mes después.

Este estudio midió las tasas de supervivencia del SARS-CoV-2 infeccioso, suspendido en una matriz estándar ASTM E2197, en varios tipos de superficies comunes.

Enlaces Patrocinados

Todos los experimentos se llevaron a cabo en la oscuridad, para anular cualquier efecto de la luz ultravioleta. Las superficies inoculadas se incubaron a 20 ° C, 30 ° C y 40 ° C y se tomaron muestras en varios momentos.

Experimentos efectuados a 20, 30 y 40 grados mostraron que el virus sobrevive mejor en temperaturas más frías, en superficies suaves más que en otras complejas como el algodón y en billetes de papel más que en los de plástico.

“Ahora que nos dirigimos hacia el verano (austral), va a ser un factor importante que el virus no dure mucho en temperaturas más cálidas”, según dijo Riddell.

“Así que en el mundo real es probable que los resultados sean más cortos de lo que pudimos demostrar”, explicó Riddell.

Con información de Reuters y Virology Journal

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: