A pesar de que había razones obvias la CIA no logro descifrar los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas.

Hoy se conmemora un año más de los ataques del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas donde perdieron la vida cientos de personas inocentes bajo la autoría de Al Qaeda.

Enlaces Patrocinados

Pero al día de hoy son más los sentimientos de dudas e incertidumbre que respuestas de cómo un organismo tan poderoso de inteligencia como la CIA no logró detectar un ataque tan terrible que llenó de luto no solo a la nación americana sino al mundo entero.

En un artículo muy completo que ha publicado la BBC Mundo se hace un análisis bien detallado de posibles errores cometidos por la CIA y que pudieron ser una causa clara de que esta operación pasara por alto aun habiendo indicios obvios que pudieron prevenir una situación tan lamentable como esta.

Enlaces Patrocinados

 

Enfoque y estructura organizacional de la CIA

Según el artículo muchas de las investigaciones se centraron en lo que la agencia hizo o dejó de hacer con la información disponible antes del 11S, pocos dieron un paso atrás para examinar la estructura interna de la propia CIA y, en particular, sus políticas de contratación.

El sistema de contratación de la CIA por muchos años se regía por la contratación de un personal con ciertas características y cualidades, lo cual se había convertido en un estándar y biotipo de sus agentes, que iba desde pruebas psicológicas, pruebas de inteligencia, tipo de religión y aspecto físico de su personal.

«Los dos exámenes principales eran uno del tipo de la prueba de acceso a la universidad para determinar la inteligencia de un candidato y un perfil psicológico para examinar su estado mental», explica un veterano de la CIA.

Enlaces Patrocinados

«Las pruebas eliminaban a cualquiera que no fuera sobresaliente en ambos casos. En el año en que presenté mi solicitud, aceptaron a un candidato por cada 20.000 solicitantes. Cuando la CIA decía que contrataba a los mejores, estaba en lo cierto», agrega.

Y, sin embargo, la mayoría de estos reclutas también se veían muy similares: hombres, blancos, anglosajones, estadounidenses, de religión protestante.

Este es un fenómeno común en el reclutamiento, a veces llamado «homofilia»: las personas tienden a contratar a personas que piensan (y a menudo se ven) como ellos mismos.

Y es que a uno lo valida el estar rodeado de personas que comparten las propias perspectivas y creencias.

De hecho, los escáneres cerebrales sugieren que cuando otros reflejan nuestros propios pensamientos eso estimula los centros de placer de nuestros cerebros.

Enlaces Patrocinados

En su estudio sobre la CIA, los expertos en inteligencia Milo Jones y Phillipe Silberzahn escriben: «El primer atributo consistente de la identidad y cultura de la CIA desde 1947 hasta 2001 es la homogeneidad de su personal en términos de raza, sexo, etnia y antecedentes de clase«.

Es un hecho de que no todas las personas tenemos los mismos puntos de vistas y tenemos lo que se llama puntos ciegos, cosas que podemos ver y otros no y viceversa, pero cuando seleccionas un grupo de personas que se rigen por el mismo patrón y hasta con las características físicas similares corres el riesgo de que todos tengan similitud en sus puntos ciegos.

La ceguera de perspectiva describe el hecho que a menudo no somos capaces de ver a nuestros propios puntos ciegos. Nuestros modos de pensamiento son tan habituales que apenas notamos cómo filtran nuestra percepción de la realidad.

 

La CIA subestima a Osama bin Laden

Los analistas de la CIA no dimensionan la amenaza representada por el millonario saudita. – GETTY IMAGES

Osama bin Laden le declaró la guerra a Estados Unidos desde una cueva en Tora Bora en febrero de 1996. Las imágenes mostraban a un hombre con una barba que le llegaba hasta el pecho. Vestía una túnica debajo del uniforme de combate.

Pero una fuente de la principal agencia de inteligencia de EE.UU. dijo que la CIA «no podía creer que este saudita alto y con barba, en cuclillas alrededor de una fogata, pudiera ser una amenaza para Estados Unidos».

Enlaces Patrocinados

En otras palabras, para una masa crítica de analistas, Bin Laden parecía primitivo y relativamente inofensivo.

Richard Holbrooke, un alto funcionario del gobierno del presidente Clinton, lo expresó de esta manera: «¿Cómo puede un hombre en una cueva superar a los líderes mundiales de la sociedad de la información?».

Otro dijo: «Simplemente no pudieron justificar la necesidad de destinar recursos para averiguar más sobre Bin Laden y Al Qaeda porque el tipo vivía en una cueva. Para ellos, era la esencia del atraso».

Ahora, considera cómo alguien más familiarizado con el islam habría percibido las mismas imágenes.

Como lo expresó Lawrence Wright en el libro sobre el 11 de septiembre que le valió el Premio Pulitzer, Bin Laden orquestó su operación «invocando imágenes que eran profundamente significativas para muchos musulmanes pero prácticamente invisibles para aquellos que no estaban familiarizados con esa fe«.

Enlaces Patrocinados

Jones escribe: «La anécdota de la barba y la fogata es evidencia de un patrón más amplio en el que los estadounidenses no musulmanes, incluso los consumidores de inteligencia más experimentados, subestimaron a Al Qaeda por razones culturales».

En cuanto a la cueva, esta tenía un simbolismo aún más profundo.

Enlaces Patrocinados

Como casi cualquier musulmán sabe, Mahoma buscó refugio en una cueva después de escapar de sus perseguidores en La Meca. Para un musulmán, una cueva es sagrada. El arte islámico está lleno de imágenes de estalactitas.

Los analistas también fueron engañados por el hecho de que Bin Laden a menudo emitía pronunciamientos en forma de poesía.

Para los analistas blancos de clase media, esto parecía excéntrico y reforzaba la idea de un «mullah primitivo en una cueva».

Para los musulmanes, sin embargo, la poesía tiene un significado diferente. Es sagrada. De hecho, los talibanes se expresan habitualmente en poesía.

Mientras tanto, el alto funcionario de la CIA Paul Pillar (blanco, de mediana edad, educado en una universidad de élite), estaba descartando la posibilidad misma de un gran ataque terrorista.

«Sería un error redefinir el contraterrorismo como la tarea de lidiar con el terrorismo ‘catastrófico’, ‘grandioso’ o el ‘súperterrorismo’, cuando en realidad esas etiquetas no representan la mayor parte del terrorismo que Estados Unidos probablemente deba enfrentar«, dijo.

Y otro defecto en las deliberaciones de la CIA fue su renuencia a creer que Bin Laden iniciaría un conflicto con Estados Unidos.

La escasez de musulmanes dentro de la CIA es solo un ejemplo de cómo la homogeneidad debilitó a la principal agencia de inteligencia del mundo, da una idea de cómo un grupo más diverso habría posibilitado una comprensión más rica no solo de la amenaza que representaba Al Qaeda, sino también de los peligros en todo el mundo; de cómo diferentes marcos de referencia, diferentes perspectivas, habrían posibilitado una síntesis más completa, matizada y poderosa.

Por ejemplo, una proporción sorprendentemente alta del personal de la CIA había crecido en familias de clase media, soportado pocas dificultades financieras u otros signos de potenciales precursores de la radicalización, o numerosas otras experiencias que podrían haber enriquecido el proceso de inteligencia.

En un equipo más diverso, cada uno de ellos habría sido un valioso activo. Como grupo, sin embargo, tenían defectos.

Y es que nos sentimos inconscientemente atraídos por personas que piensan como nosotros, pero rara vez notamos el peligro porque desconocemos nuestros propios puntos ciegos.

La CIA, por su parte, ha dado importantes pasos hacia una diversidad significativa desde el 11 de septiembre.

Pero el problema continúa persiguiendo a la agencia y un informe interno en 2015 fue bastante crítico.

Como dijo el entonces director, John Brennan: «El grupo de estudio analizó detenidamente nuestra agencia y llegó a una conclusión inequívoca, la CIA simplemente debe hacer más para desarrollar el entorno de liderazgo diverso e inclusivo que requieren nuestros valores y que nuestra misión exige».

Extractos tomados de BBC Mundo

Déjanos tus comentarios a continuación de que te ha parecido este artículo.

Enlaces Patrocinados
Enlaces Patrocinados

Por Editorial

A %d blogueros les gusta esto: