VALLE DE VIÑALES UN DESTINO QUE TIENES QUE CONOCER


Cuba es un país atractivo por la cantidad de destinos que ofrece a sus turistas, posee una gran diversidad de lugares increíblemente hermosos, con un clima muy variado, playas cristalinas que aparentan ser piscinas naturales con una transparencia inigualable, con una diversidad de animales y una variedad de colores que enamora.

Nuestro destino en este artículo será hacia la provincia de Pinar del Rio, la zona más occidental de la isla, en el propio corazón de la provincia El Valle de Viñales. Es imposible que con un artículo puedas apreciar tanta belleza que hace pensar que estamos fuera de este mundo, trataremos de darte a conocer algunos detalles que deberías visitar, pero la verdad es que nos quedaríamos corto al tratar de abarcar todo, su gente calidad con diversas oportunidades de convivir en negocios particulares que es donde se siente la verdadera Cuba.

El Valle de Viñales es un lugar geográfico ubicado en la provincia de Pinar del Río, la zona occidental de Cuba. Se localiza en la Sierra de los Órganos, en la parte más occidental de la Cordillera de Guaniguanico. Este valle y gran parte de la sierra que lo rodea es aprobado en 1999 como uno de los Parques Nacionales de Cuba y en diciembre de ese mismo año fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

Se encuentra en el municipio de Viñales, que es uno de los once municipios con los que cuenta la provincia, concreta mente en el centro del municipio, situado a 178 km de La Habana y a 25 km de Pinar del Río.

Cualidades del valle

El viajero que llega al valle desde La Habana va disfrutando del cambio de tonos del verde cubano y cuando arriba al valle el cambio es drástico y sobrecogedor. La complicidad entre la naturaleza y el silencio hace que el visitante se sienta dueño de una belleza natural majestuosa. Desde la Cueva del Indio con su río subterráneo, hasta el Mural de la Prehistoria, el Rancho San Vicente y el fabuloso Mirador de Los Jazmines.



Existen unas formaciones montañosas, únicas en la isla, llamadas mogotes. Estos mogotes constituyen formaciones geomorfológicas muy singulares donde algunos de ellos llegan a ser de gran altura. Estos mogotes semejan una gran diversidad de formas, pues solo son comparables con las localizadas en China y la península de Malaca.

En el valle existen otras elevaciones, como alturas de pizarras, las cuales están constituidas por una variedad de rocas, las más antiguas existentes a lo largo del país y también en el área caribeña.

Mural de la Prehistoria

En el valle de Dos Hermanas podemos encontrar el Mural de la Prehistoria, el cual está pintado sobre una piedra de una de las elevaciones. Este mural muestra la evolución de la vida en un sentido natural.

El Mural de la Prehistoria está ubicado en el mogote llamado Pita. Se puede encontrar en una ladera perpendicular, la cual se limpió previamente para poder realizar este trabajo. La roca fue lavada y también se hicieron drenajes en ella para evitar en un futuro la erosión a causa de la lluvia. Se extiende a lo largo del valle por 120 y los 160 metros de longitud y su autor fue Leovigildo González Morillo, ya fallecido, el cual fue Director de Cartografía de la Academia de Ciencias de Cuba.

En él están representados los indios guanahatabeyes, especies de mamíferos, animales gigantescos, así como algunos moluscos.

En el mural se pueden ver en doce piezas el proceso evolutivo de los hombres y de los animales en la Sierra de los Órganos en sus distintas etapas.

Como rasgo peculiar destaca que, para pintar o retocar la pintura ya existente en él, abarca todo un proceso complicado y riesgoso, que toma cinco años en concluir. Se retoca en su totalidad con pincel.

Cuevas

La Cueva del Indio es un antiguo habitáculo indígena ubicado a 5,5 km al norte de Viñales y cercano al pueblo de San Vicente, en Cuba.

La cueva fue hallada en 1920 por un campesino llamado Juan Díaz y desde entonces recibe numerosas visitas.

Dentro de la cueva aparecieron pinturas rupestres y también algunos restos arqueológicos procedentes de culturas cubanas precolombinas.

Por su interior discurre el río San Vicente y se puede recorrer un trecho de él en una lancha a motor.

Es un reclamo muy interesante para los turistas debido a que las formaciones geológicas de estalactitas y estalagmitas que se se pueden apreciar dentro de la cueva constituyen un precioso espectáculo.

La Cueva del Indio está iluminada, lo que permite admirarla en todo su esplendor.

Flora

Con relación a su flora, esta se clasifica de una evolución atípica, muy variada en términos de especies con características de reliquias del pasado; existen en el valle alrededor de diecisiete especies botánicas endémicas que no se encuentran en otro lugar del mundo.

Pobladores del valle

El poblado de Viñales, ubicado en el valle, conserva el tradicional escenario de un asentamiento de agricultores, representado por su calle principal, galerías de columnas a sus lados y casas de tejas rojas que favorecen sus condiciones climáticas, dándole una apariencia singular y agradable. En el Jurásico este territorio estuvo compuesto por mar, deltas y llanuras del desaparecido continente, teniendo como elementos básicos de la geología local las piedras calizas. Se han encontrado abundantes fósiles de amonites, peces, así como restos del dinosaurio terrestre Diplodocus y del reptil marino Ichthyosaurus.

A este valle se le concedió la condición de Monumento Nacional, y la Unesco le otorgó también la categoría de Paisaje Cultural de la Humanidad.




Si te ha gustado este articulo por favor compártelo para que más personas tengan la oportunidad de conocer este destino tan paradisíaco y si ya has visitado El Valle de Viñales déjanos tus comentarios, será de mucho aprecio poder conocer tus experiencias.

Compartir: